Untitled Document
Última actualización: Feb 16, 2019

Acusado de asesinar embarazada evita cargos por aborto debido a nueva ley de Nueva York

Increase font size Decrease font size

Foto referencial: Pixabay dominio público

Un hombre acusado de asesinar a su novia embarazada evitó que se le imputara por el delito de aborto debido a la nueva ley aprobada el 22 de enero por el Senado de Nueva York y promulgada por el gobernador Andrew Cuomo.

Según informó el New York Post, los fiscales habían imputado a Anthony Hobson (48) por el asesinato de su novia Jennifer Irigoyen (35), y por el delito de aborto en segundo grado. Sin embargo, tras la aprobación de la nueva ley del aborto se vieron obligados a rescindir el segundo cargo.

Hobson apuñaló a Irigoyen en el vestíbulo del edificio donde vivía en Queens. “¡Tiene un cuchillo¡ ¡Va a matar al bebé¡”, gritó la mujer según informó un testigo de los hechos. Tras el ataque, la mujer fue llevada al Wyckogg Heeights Medical Center donde los médicos ya no pudieron salvar a ninguno de los dos.

Un vocero de la fiscalía de Queens dijo al diario que el cargo de aborto “fue rechazado por la Legislatura, y así está la ley como existe hoy”. Hobson fue arrestado en Queens el viernes 8 de febrero.

El New York Post informó que la oficina de Cuomo no se pronunció sobre este caso.

La norma del aborto en Nueva York

El Senado del Estado de Nueva York (Estados Unidos) aprobó el 22 de enero una nueva ley del aborto que permite esta práctica durante todo el embarazo.

La norma permite a los profesionales de la salud, como practicantes de enfermería y médicos asistentes, realizar abortos. Además avala el aborto tardío en cualquier momento en caso de inviabilidad fetal o “cuando sea necesario para proteger la vida o la salud de un paciente”.

Si el bebé sobrevive al aborto, quien lo realice podrá dejarlo morir.

La ley, aprobada el día del aniversario del fallo Roe vs Wade que legalizó el aborto en Estados Unidos en 1973, también transfiere esta práctica del Código Penal al Código de Salud.

La norma establece que el aborto seguirá siendo legal en el estado de Nueva York, incluso si la Corte Suprema revierte el fallo de Roe vs Wade.

Si la Corte Suprema revierte el fallo de Roe vs Wade, algo que podría ocurrir tras el nombramiento del juez Brett Kavanaugh, la aprobación del aborto ya no estará en manos del Gobierno federal de Estados Unidos, sino que dependerá de cada estado.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS