Untitled Document
Última actualización: Feb 16, 2019

Presidente del Episcopado de Venezuela: El pueblo tiene hambre y hará lo que sea por su libertad

Increase font size Decrease font size

El Presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), Mons. José Luis Azuaje, afirmó que el pueblo está viviendo “situaciones lamentables que han desencadenado una crisis generalizada”, como la falta de alimentos, pero está “dispuesto a lo que sea por lograr su libertad”. “En Venezuela desde hace ya tiempo que estamos viviendo situaciones lamentables que han desencadenado una crisis generalizada, sobre todo en el ámbito económico, político e, incluso, en el ámbito ético-moral. Se vive el hambre del pueblo venezolano como también la inseguridad, no sólo jurídica sino también personal”. “En este momento hay una situación de mucho miedo. El pueblo está dispuesto a lo que sea por lograr su libertad”, afirmó el también Arzobispo de Maracaibo en una entrevista concedida al Arzobispado de Santiago de Chile este 1 de febrero. El Prelado manifestó que Venezuela vive hoy un “panorama de represión a través de órganos de seguridad del Estado, y con algo que es lamentable, la violación de los derechos” de jóvenes y niños. Asimismo, dijo que “algunos líderes comunitarios son apresados, llevados a sitios de reclusión, con juicios violentos y muchas veces inconstitucionales”. “Amedrentan a tantos que levantan su voz reclamando los derechos que tiene el pueblo venezolano de tener alimentos, medicamentos y seguridad, todas las cosas que faltan en el país”, continuó. Sobre los recientes amedrentamientos por parte de grupos armados, como el sucedido en la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe, en Maracaibo, dijo que, en su mayoría, son personas humildes que “son llevadas a través de vehículos oficiales para que cometan estas fechorías”. “Estos grupos violentos han sido también violentados por focos políticos que no dan la cara y que mandan a la gente en contra de sus hermanos”, lamentó. Por otro lado, ante las acusaciones de que la Iglesia en Venezuela ha participado en distintas marchas de la oposición, Mons. Azuaje afirmó que las mismas no se realizan contra “un gobierno”, sino para “acompañar al pueblo venezolano”. “Nosotros vamos a seguir acompañándoles, porque son personas que quieren la paz, quieren la concordia, pero también luchan por la liberación para un desarrollo humano integral y para que la dignidad humana vuelva nuevamente a nuestro país”, expresó. “Hubo voces que criticaron eso –continuó Mons. Azuaje–, pero la mayoría del pueblo venezolano, gracias a Dios, avaló y estimó positivo que acompañaran al pueblo, porque los sacerdotes no están para acompañar consignas políticas, sino que estamos para buscar que los valores de la democracia que están en nuestra Constitución, realmente sean los que estén presentes cada día en todas las comunidades”. Finalmente, el Prelado dijo que el llamado constante de los obispos es a “no perder la esperanza” “Hay una gran mayoría que desea un cambio y yo creo que esa es la presión más grande que tiene el gobierno, no tanto de instancias internacionales, sino que, sobre todo, en el ámbito de la fuerza de un pueblo que se ha manifestado, pero con un sentido de paz, de tranquilidad, un sentido de no generar violencia. Desgraciadamente la violencia viene de los cuadros militares. Creo que tenemos un elemento muy valioso que es la fuerza que tiene nuestro pueblo venezolano”, concluyó.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS