Untitled Document
Última actualización: Feb 16, 2019

Sacerdote acusado de acoso renuncia a Congregación para la Doctrina de la Fe

Increase font size Decrease font size

Vaticano - Foto: Bohumil Petrik (ACI Prensa)

El P. Hermann Geissler, trabajador de la Congregación para la Doctrina de la Fe durante 25 años, presentó el lunes 28 de enero su renuncia al servicio en este dicasterio tras la denuncia de acoso sexual por parte de la exreligiosa alemana Doris Wagner, acusaciones que el sacerdote niega.Según un comunicado difundido por la Congregación para la Doctrina de la Fe, “el 28 de enero de 2019, el Padre Hermann Geissler solicitó al Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe poder dejar su servicio. El Prefecto ha aceptado esta petición”.“El Padre Geissler ha dado este paso para limitar el daño ya causado a la Congregación y a su Comunidad. Reitera que la acusación contra él no es cierta y pide que el proceso canónico ya iniciado continúe. También se reserva cualquier eventual medida de carácter legal”, señala el comunicado.Doris Wagner se ha destacado por su beligerancia contra la Iglesia, la jerarquía y contra las congregaciones religiosas. Mediante su activismo, pretende erigirse en defensora de las mujeres y de las víctimas de los abusos, a pesar de haber sufrido ya algún revés judicial.La campaña de Doris Wagner contra la Iglesia comienza en el año 2008, cuando todavía era religiosa e inicia una breve relación con un sacerdote. En octubre de 2011, Wagner abandona su comunidad religiosa.A partir de 2012 comienza a acusar a las estructuras de la Iglesia de promover y ocultar abusos. En ese año inicia una nueva relación con un sacerdote suspendido “a divinis”, Philipp Reisinger, con quien tiene un hijo, y con quien se casa por lo civil.Además, en ese año denuncia por violación al sacerdote con el que había mantenido una relación en 2008. Sin embargo, los tribunales de Alemania y de Austria concluyeron que aquella relación fue consentida y rechazaron la acusación. En unas recientes declaraciones afirmó que “la moral sexual de la Iglesia es absurda” y aboga por abolir la jerarquía de la Iglesia. Además, aseguró que “la Iglesia se ha convertido en una cueva de bandidos, un lugar del que es mejor mantenerse alejado”.Luego de su fracaso judicial, Doris Wagner inició esta nueva campaña contra el P. Hermann Geissler a quien acusa de acoso en el confesionario.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS