Untitled Document
Última actualización: Abr 20, 2019

Papa Francisco reza por las víctimas del atentado en Bogotá

Increase font size Decrease font size

El Papa Francisco en oración. Foto: Vatican Media

El Papa Francisco expresó su cercanía a las víctimas del atentado terrorista ocurrido ayer 17 de enero en Bogotá (Colombia) y condenó una vez más “la violencia ciega”.

Ayer un terrorista estrelló un automóvil cargado de explosivos en la Escuela de Cadetes General Santander, en el sur de la capital, dejando hasta el momento 21 muertos y decenas de heridos.

Desde el palacio presidencial, el fiscal Néstor Humberto Martínez, el director de la Policía Nacional Óscar Atehortúa y el ministro de Defensa Guillermo Botero informaron que la guerrilla del ELN está implicada directamente en el atentado ya que el autor del mismo, José Aldemar Rojas Rodríguez, desde hace más de 25 años era miembro del grupo armado.

En un telegrama dirigido al Arzobispo de Bogotá, Cardenal Rubén Salazar Gómez, el Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, dijo que el Papa Francisco sintió “profundo pesar” por las víctimas y envió su bendición apostólica a todo el pueblo de Colombia.

“Ante la noticia del cruel atentado terrorista que ha sembrado de dolor y muerte la ciudad de Bogotá, el Papa Francisco expresa su más profundo pesar por las víctimas que han perdido la vida en una acción tan inhumana”, dijo.

El Santo Padre “ofrece sufragios por su eterno descanso” y en estos momentos “de conmoción y tristeza, quiere hacer llegar también su apoyo y cercanía a los numerosos heridos, a sus familias y a toda la sociedad colombiana”.

El Pontífice “condena una vez más la violencia ciega, que es una ofensa gravísima al Creador, y eleva su oración al Señor para que ayude a perseverar en la construcción de la concordia y la paz en ese país y en el mundo entero”.

Por ello, el Papa invocó “sobre todas las víctimas, sus familiares y el querido pueblo de Colombia, la Bendición Apostólica”.

Por su parte, los obispos de Colombia manifestaron su “hondo dolor por el tráfico y cruel atentado terrorista” ocurrido en las instalaciones de la Escuela de Policía General Santander en Bogotá.

En un comunicado emitido ayer, el Presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana y Arzobispo de Villavicencio, Mons. Óscar Urbina Ortega, afirmó su condena a cualquier tipo de violencia. “No podemos permitir que el terrorismo o cualquier forma de violencia sigan acabando con la vida de los colombianos y haciendo crecer el miedo y la incertidumbre”, afirmó.

Asimismo, Mons. Urbina animó a “oponer con decisión y valentía a este atentado demencial, a todo asesinato y a todo acto de violencia, que solo engendran más muerte y destrucción”.

“Es momento de fortalecer la voluntad, el compromiso y la unidad de todos, gobierno y sociedad civil, para derrotar la violencia y encaminarnos con renovada firmeza hacia la reconciliación y la paz”, subrayó Mons. Urbina.

El Prelado aseguró oraciones “por quienes han perdido la vida en este atentado y por la recuperación de los heridos”, cercanía espiritual “a los seres queridos de todos ellos” y su solidaridad y apoyo “a las Instituciones del Estado, al Presidente de la República y a su gobierno, a la Fuerza Pública y, en particular, a la Policía Nacional”.

Por último, los obispos colombianos invitaron en su misiva a “intensificar las plegarias para alcanzar de Dios, Señor de la vida, el don de la paz”. “Supliquemos con confianza que los colombianos encontremos y sigamos el camino que conduce a la reconciliación”, pidieron.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS