Untitled Document
Última actualización: Ene 16, 2019

Rector de universidad católica renuncia tras escándalo por cobros indebidos

Increase font size Decrease font size

Marcial Rubio Correa. Captura Youtube

El rector de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), Marcial Rubio Correa, renunció al cargo que desempeñaba desde 2009 por el escándalo de los cobros indebidos realizados a los alumnos desde el 2012, y que superarían los 30 millones de soles.

Los cobros, que equivalen a unos nueve millones de dólares, eran realizados a los estudiantes que se atrasaban en el pago de sus pensiones.

Según informa RPP Noticias, junto con Marcial Rubio Correa, también renunciaron el vicerrector administrativo, Carlos Fosca Pastor; y la vicerrectora de investigación y candidata para suceder a Rubio en 2019, Pepi Patrón.

El actual vicerrector académico Efraín Gonzales de Olarte asumió el cargo de rector hasta las elecciones del próximo año.

La renuncia de Rubio se anunció el 11 de diciembre, cuatro días después de su entrevista con la periodista Rosa María Palacios en el programa institucional de la PUCP, “Sin Pauta”.

Al presentar la entrevista, Palacios dijo que el objetivo era “dar algunas explicaciones a la comunidad universitaria sobre algunos hechos que han acontecido en los últimos días, relacionados básicamente a la política de moras de la universidad y a la devolución”.

“La cantidad que estamos devolviendo es de aproximadamente 10 millones de soles por el periodo de los dos últimos años. Pero en total, con todo, es entre 30 a 32 millones de soles”, afirmó Rubio en la entrevista.

El ahora exrrector justificó el accionar de la universidad por la controversia surgida en 2011 a raíz de las diferencias con el Arzobispado de Lima y la Santa Sede.

“En febrero del año 2011, por asuntos judiciales que no voy a rememorar ahora, la universidad se vio privada al 100% del crédito bancario interno, porque se inscribió en todos los inmuebles de la universidad una sentencia que había habido, que impedía que la universidad pudiera dar cualquiera de sus bienes en garantía de préstamo. Esta situación dura hasta diciembre de 2016. En esos años, la universidad vive con la plata que cobra”, dijo Marcial Rubio.

En la entrevista, Rubio Correa dijo que “la universidad, frente a la posibilidad de no pagar la planilla, se vio en la imposibilidad de cumplir la ley y entonces siguió aplicando la multa de medio crédito por la mora en el pago”.

“Yo como rector no podía condenar a la universidad a cerrar”, dijo Rubio.

“Nosotros tenemos una política de apertura social de la universidad y esta hace que las pensiones de la universidad, que en general figuran como número 1 del Perú, en los últimos rankings que he visto sean la número 12. De los 30 mil estudiantes tenemos unos dos mil becados, porque la universidad no quiere subir las pensiones porque tiene una política de pensiones estable”, dijo luego.

En el año 2012, según indicó un programa de Willax TV, Marcial Rubio percibía un sueldo de más de 40 mil soles mensuales, casi doce mil dólares actualmente.

La demanda a la que hizo referencia Rubio Correa, precisó Palacios, es la disputa con el Arzobispado de Lima cuando el gran canciller de la universidad era el Cardenal Juan Luis Cipriani, quien buscaba que la casa de estudios se ajustara a la constitución apostólica Ex Corde Ecclesiae, que rige a todas las universidades católicas del mundo.

Recientemente, algunos alumnos protestaron dentro y fuera de la universidad contra los cobros excesivos de la PUCP, que iban entre 250 y 950 soles (75 y 280 dólares aproximadamente) por el pago de las pensiones fuera del plazo correspondiente.

El 4 de diciembre, como parte de las protestas, un grupo de alumnos intentó impedir el ingreso de Rubio Correa a su oficina.

Cada semestre un alumno de la PUCP paga cinco boletas, pasada la fecha de pago, la universidad hacía un recargo de medio crédito a la boleta no pagada.

El artículo 1244 del Código Civil del Perú señala que la tasa del interés legal máximo es fijada por el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP). Los cobros de la universidad superan ampliamente este porcentaje.

Desde hace un mes, un grupo de alumnos tuvo éxito en su reclamo ante el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) y cada día aumenta el número de estudiantes que exigen la devolución del dinero.

La PUCP y la Iglesia Católica

El 20 de julio de 2011 el Vaticano emitió un decreto que despojaba de los títulos de “Pontificia” y “Católica” a la PUCP, al señalar que a partir de 1967 la universidad modificó “unilateralmente sus Estatutos en diversas ocasiones perjudicando gravemente los intereses de la Iglesia”.

Además, recordó que desde 1990 la Santa Sede pidió a la universidad varias veces que adecúe sus estatutos a la Constitución Apostólica Ex Corde Ecclesiae, “sin que haya respondido a esta exigencia legal”. En una respuesta Rubio dijo que no podía realizar lo que se le requería.

“La participación de la Archidiócesis de Lima en el control de la gestión patrimonial de esta entidad ha sido confirmada en varias ocasiones con sentencias de los Tribunales civiles del Perú”, indicó el decreto.

En su texto, el Vaticano señaló que se vio obligado “a adoptar las mencionadas medidas” debido a la actitud del centro de estudios, pero le recordó “el deber que sigue teniendo dicha Universidad de observar la legislación canónica”.

En entrevista con CNN el 25 de julio, Marcial Rubio acusó a las autoridades eclesiales de querer “apropiarse del manejo de los bienes de la universidad, que no son bienes de la Iglesia, son bienes de nuestra universidad, registrados debidamente ante las autoridades peruanas".

“Lo que hay aquí en esencia es un intento del Arzobispado de Lima de hacerse de la administración, y por tanto del manejo de los fondos económicos de la universidad, para así poder coartar decisiones”, indicó.

Sin embargo, en 2011 el entonces Secretario de Estado, Cardenal Tarcisio Bertone, envió junto con el decreto una carta a Rubio Correa en la que señaló que “la situación irregular” de la PUCP “no es reciente y ha sido materia de seria preocupación de los tres últimos Arzobispos de Lima, no solamente del actual. La Universidad ha venido incumpliendo las disposiciones legales establecidas, que se ha advertido reiteradamente por escrito”.

El Cardenal Bertone afirmó que "a la luz del Acuerdo vigente entre Perú y la Santa Sede y del Derecho Canónico consideramos que dichas modificaciones son ilegítimas y que a través de ellas se está ocasionando un expolio (robo) a la Iglesia".

Devolución de los títulos y nuevo canciller

En noviembre de 2016, la Secretaría de Estado del Vaticano emitió un decreto que devolvió los títulos de “Pontificia” y “Católica” a la universidad.

El decreto, firmado por el Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, recuerda que la constitución apostólica Ex Corde Ecclesiae rige a las universidades católicas del mundo y que la no adecuación de los estatutos de la PUCP al documento hizo que el 11 de julio de 2012 se le retirara a la universidad los títulos de “Pontificia” y “Católica”.

El texto del Vaticano recuerda que el 14 de octubre de 2016, la asamblea universitaria de la PUCP “adoptó una serie de enmiendas al estatuto” de conformidad a la citada constitución apostólica y por ello la Congregación para la Educación Católica aprobó “ad experimentum por cinco años el estatuto de la universidad”.

El decretó también informó que se nombró como nuevo Gran Canciller de la casa de estudios al Cardenal italiano Giuseppe Versaldi, Prefecto de la Congregación para la Educación Católica.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS