Untitled Document
Última actualización: Nov 14, 2018

Solidaridad del Papa Francisco ante desastre nacional en Trinidad y Tobago

Increase font size Decrease font size

El Papa Francisco expresó su solidaridad con el pueblo de Trinidad y Tobago tras los terremotos y las graves inundaciones que han golpeado al país caribeño en los últimos días. “Al saber de los daños y la destrucción de propiedades causados por los graves terremotos e inundaciones en Trinidad y Tobago, Su Santidad el Papa Francisco expresa su solidaridad orante con todos los afectados por estos desastres naturales”, se lee en un telegrama enviado por el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado del Vaticano, a nombre del Santo Padre. El Papa, prosigue el texto, “ofrece su aliento a las autoridades civiles y al personal de emergencia mientras asisten en las labores de rescate, e invoca sobre ellos las bendiciones divinas de la gracia y la fortaleza”. El domingo 21 de octubre al mediodía un sismo de 5,1 grados golpeó el país. Ese día, el primer ministro Keith Rowley declaró a Trinidad y Tobago en estado de “desastre nacional”, afectado también por las inundaciones provocadas por las lluvias que han dejado miles de damnificados. El 22 de octubre el Arzobispo de Port of Spain, Mons. Charles Jason Gordon, dirigió un mensaje a los fieles titulado “Seamos buenos vecinos” para animarlos a ser solidarios con quienes “han perdido todo y ahora no saben cómo van a reconstruir sus cosas y no puede ver el futuro”. “Hoy, lleguemos, conectemos, busquemos a quienes están en los lugares afectados. Si estás en tu casa o tu trabajo, conectémonos con los otros. Mientras afrontamos este desastre seamos buenos vecinos. Una crisis siempre es una oportunidad para un nuevo comienzo”, afirmó. Una crisis, destacó el Arzobispo, “es una oportunidad para una reflexión más profunda, para comenzar y promover nuevas direcciones”. “Hemos sido creados, como nación, como pueblo, como individuos, para la gloria del Reino de Dios”. “Compartamos lo que tenemos, no solo nuestro dinero sino lo que somos. Busquemos a los demás y asegurémonos de que los otros estén bien”, alentó el Prelado. “Encontremos la forma de reconstruir este país increíble que es nuestro: Trinidad y Tobago”, concluyó Mons. Gordon.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS