Untitled Document
Última actualización: Nov 14, 2018

¿Por qué el clericalismo estaría en la raíz del encubrimiento de abusos sexuales?

Increase font size Decrease font size

El clericalismo, tantas veces denunciado por el Papa Francisco, estaría en la raíz del encubrimiento de abusos sexuales en la Iglesia; así lo señaló el P. Hugo Valdemar, exvocero de la Arquidiócesis Primada de México y actual canónigo penitenciario. En una reciente columna publicada en el diario mexicano ContraRéplica, titulada “Las causas del delito”, el P. Valdemar subrayó que “el abuso a menores por parte de sacerdotes es un delito, así lo estipulan las leyes civiles y también las eclesiásticas, amén que desde el ámbito moral de la fe católica es un grave pecado que atenta contra el sexto mandamiento de no fornicar ni cometer actos impuros”. “Además de estas agravantes resulta una acción patológica y monstruosa que acarrea a las víctimas sufrimientos y traumas que quedan de por vida y lastiman en lo más profundo su propia fe y ponen en entredicho su pertenencia a la Iglesia”. El sacerdote mexicano recordó que en una carta publicada el 20 de agosto de este año, el Papa Francisco aseguró que “decir no al abuso es decir enérgicamente no a cualquier forma de clericalismo”. “¿Pero a qué se refiere el Papa con este término? Sin duda que en primer lugar al abuso de poder de quien por tener el carácter de obispo o sacerdote, se sitúa por encima de sus feligreses, se reviste de autoritarismo, se siente intocable y poseedor de un fuero que lo hace inmune, y busca ante todo salvaguardar el prestigio de la institución”, señaló. Aquel que cae en el clericalismo, prosiguió, asume ante las víctimas “un papel de desprecio e incluso de amenaza, lo cual es del todo inaceptable, pues contradice el evangelio de Jesús, que dijo bien claro a sus discípulos: el que quiera ser el mayor entre ustedes que sea el servidor de todos”. “No hay duda que el clericalismo es el causante de los encubrimientos vergonzosos de estos delitos”, aseguró, pero precisó que no es “la causa de los abusos”. La causa de los abusos sexuales, señaló, “está en la homosexualidad del clero”. El P. Valdemar precisó que “con esto de ninguna manera me atrevo a aseverar que toda persona que siente atracción por su propio sexo tenga por lo mismo esta tendencia delictiva; sería una injusticia y un absurdo”. “Pero lo cierto son dos cosas: más de 80 por ciento de los abusos de sacerdotes son de tipo efebofílico, es decir, con adolescentes y varones, son mucho menos los abusos con niños y niñas menores de 12 años”. El sacerdote mexicano reiteró que “no se trata de una posición homofóbica, sino de una realidad en la que los números son contundentes”. De no haberse ordenado sacerdotes a ese 80 por ciento, dijo, “no se tendría la magnitud de la tragedia que hoy devasta a la Iglesia y está haciendo trizas su credibilidad y con ella su capacidad de tener autoridad moral para hacer creíble el anuncio del evangelio”. Para el presbítero, la clave para “acabar con este flagelo” es “tomar en serio la causa, la homosexualidad creciente del clero, aunque no sea lo correctamente político, y velar por el derecho primordial de los niños y su integridad al interior de la Iglesia”.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS