Untitled Document
Última actualización: Oct 18, 2018

Restauran en Siria catedral dedicada a la Virgen como signo de victoria sobre la muerte

Increase font size Decrease font size

La catedral siro católica de Nuestra Señora de la Asunción en Alepo (Siria), bombardeada durante los combates entre los grupos rebeldes y el Gobierno, fue recientemente inaugurada tras su restauración. El templo se ubica en el barrio de Al-Jdayde y es también conocido como la iglesia Mar Assia al-Hakim; data del siglo XVI y en septiembre de 2012 sufrió daños severos perpetrados por el Ejército Libre Sirio. La Misa de inauguración fue presidida por el Patriarca siro católico de Antioquía, Su Beatitud Ignacio José III Younan, el 9 de septiembre. En su homilía, recogida en el sitio web del Patriarcado siro católico de Antioquía, el Prelado indicó que la restauración de la catedral es un signo de que “la voluntad de la vida ha vencido a la muerte; la esperanza y la seguridad han superado la desesperación y el caos. Nuestra gente ha vencido”. “Siempre seremos un pueblo de esperanza y vida”, aseguró el Patriarca siro católico de Antioquía a los fieles, entre los cuales se encontraban el Nuncio Apostólico en Siria, Cardenal Mario Zenari; y otras autoridades civiles y eclesiásticas de Alepo. “Estamos reunidos aquí hoy para agradecer y alabar al Señor por darnos este maravilloso regalo de haber podido reparar esta catedral con el fin de recuperar su belleza pasada. Estamos encantados de regresar y orar con ustedes, en esta catedral que les es tan querida”, expresó. “Por muchos años, esta casa de Dios sufrió mucha devastación, estando en la línea de demarcación con los terroristas. Ahora ha sido restaurada para la alabanza, un signo de esperanza y victoria del bien sobre el mal que destruyó tantas iglesias y mezquitas en esta amada ciudad de Alepo”, prosiguió. Recordó que durante los cuatro años que duró la batalla de Alepo (2012-2016), la ciudad “fue privada de sus necesidades básicas” como el agua, la comida, el combustible y la electricidad. “Todo esto pasó ante los ojos del mundo ‘civilizado’”, lamentó el Patriarca Ignacio José III Younan. Sin embargo, ahora “Alepo ha regresado y Siria regresará a su gloria anterior y será aún más hermosa porque hay muchos funcionarios civiles y espirituales que sintieron el deber de sus responsabilidades de servir...con integridad y honestidad", afirmó durante la Eucaristía, en la que también agradeció a los benefactores que hicieron posible la restauración del templo. “Nuestras gracias van hacia la celestial Virgen María, que protegió a los fieles de esta catedral y al pueblo de Alepo”, manifestó. Antes del conflicto en Siria, que comenzó en 2011, Alepo era la segunda ciudad más importante del país. Sin embargo, ha sido la que más sufrió los estragos por los combates entre el Gobierno y los grupos rebeldes. Las zonas más castigadas fueron el sector este y los barrios cristianos. Fue liberada del control de los rebeldes en diciembre de 2016. Desde entonces sus habitantes han regresado progresivamente, aunque todavía hay escasez de servicios básicos, comida y empleo.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS