Untitled Document
Última actualización: Ago 14, 2018

Llega a Panamá una reliquia de Mons. Romero para la JMJ 2019

Increase font size Decrease font size

Mons. Ulloa recibiendo la reliquia de primer grado (hueso) del futuro santo / Foto: JMJ Panamá 2019

Una reliquia de primer grado del Beato Oscar Arnulfo Romero, uno de los patronos de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) 2019, llegó este 31 de julio a Panamá. La Arquidiócesis de Panamá informó que se trata un “pequeño fragmento de una de sus costillas que fue extraída al momento que le realizaron la autopsia luego de su asesinato en 1980”. Está colocada sobre un cuadro con la imagen de Mons. Romero, quien fuera Arzobispo de San Salvador y que será canonizado por el Papa Francisco el 14 de octubre. La reliquia fue enviada por la Iglesia en El Salvador y entregada al Arzobispo de Panamá, Mons. José Domingo Ulloa, por Mons. Rafael Urrutia, postulador de la causa de canonización del beato salvadoreño. La reliquia será expuesta en la Catedral Metropolitana de Panamá durante la JMJ y se espera que el Papa Francisco la venere durante su visita apostólica al país. Los organizadores de la JMJ Panamá 2019 indicaron que Mons. Ulloa aseguró que el Beato Óscar Romero fue el primer patrón que se propuso para este evento católico internacional. Asimismo, se informó que en septiembre llegará a Panamá un relicario que contiene un trozo de tela con la sangre de Mons. Romero, tras caer herido de muerte el 24 de mayo en 1980 mientras celebraba la Misa. También arribarán un busto y una réplica de su mitra. Mons. Óscar Romero será canonizado por el Papa Francisco el próximo 14 de octubre en Roma, en el marco del Sínodo de los Jóvenes, junto con Pablo VI y otros cinco beatos. El milagro que permitió su canonización es la curación de una salvadoreña que estaba embarazada y padecía una enfermedad terminal. Su esposo comenzó a pedir la intercesión de Mons. Romero el 24 de mayo de 2015, día de su beatificación en San Salvador, y que luego sus amigos se unieron a las oraciones. Cuando los médicos hicieron la cesárea, esperaban que la mujer y el hijo fallecieran, pero el bebé nació sano y la madre se curó inexplicablemente en los días siguientes.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS