Untitled Document
Última actualización: Sep 21, 2018

La Iglesia Católica no tiene camarlengo

Increase font size Decrease font size

Cónclave 2013 / Foto: Vatican Media

Con la muerte del Cardenal Jean-Louis Tauran el 5 de julio, la oficina del camarlengo está vacante. Una posición delicada, sobre todo en el período comprendido entre la muerte de un Papa y la elección de su sucesor; por ello, la Iglesia espera la nominación de un nuevo camarlengo por parte del Papa Francisco. El camarlengo es uno de los dos funcionarios principales de la Curia Romana que no pierde su cargo mientras el papado está vacante. Durante este periodo administra las finanzas y las propiedades de la Iglesia. Sin embargo, Francisco podría hacer lo mismo que el Venerable Pío XII, que 1941 decidió no nominar un nuevo camarlengo a la muerte del Cardenal Lorenzo Lauri. En este caso, cuando Pío XII falleció en 1958, los cardenales eligieron como camarlengo al Cardenal Benedetto Aloisi Masella. La posición del camarlengo está regulada por las constituciones apostólicas Pastor bonus y Universi dominici gregis. El numeral 17 de Universi dominici gregis establece que "el camarlengo de la Santa Iglesia Romana debe comprobar oficialmente la muerte del Pontífice”, “sellar el estudio y la habitación del mismo Pontífice” y luego hacer lo mismo con todo el apartamento pontificio. El camarlengo también es responsable de notificar al Cardenal Vicario de Roma de la muerte del Papa, quien luego notifica al pueblo mediante un anuncio especial. Además toma posesión del Palacio Apostólico en el Vaticano y los Palacios de Letrán y de Castel Gandolfo, ejerciendo su custodia y gobierno. “De hecho, es competencia del Camarlengo de la Santa Iglesia Romana, durante la Sede vacante, cuidar y administrar los bienes y los derechos temporales de la Santa Sede, con la ayuda de los tres Cardenales Asistentes, previo el voto del Colegio de los Cardenales, una vez para las cuestiones menos importantes, y cada vez para aquéllas más graves”, indica la constitución. Después de ser nombrado, el nuevo camarlengo jurará ante el Papa, quien le dará un cetro como símbolo de autoridad. El cetro actual, cubierto de terciopelo rojo, data del papado de Benedicto XV.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS