Untitled Document
Última actualización: Sep 21, 2018

Te Deum en Argentina: No nos dejemos engañar, el aborto es la muerte de un inocente Redacción ACI Prensa

Increase font size Decrease font size

“El aborto es la muerte de un inocente, no nos engañemos ni dejemos engañar”, fue la clara advertencia del Arzobispo de Tucumán, Mons. Carlos Sánchez, en el Te Deum por el 202° aniversario de la Declaración de la Independencia Nacional de Argentina, sellada el 9 de julio de 1816 en esta provincia. La ceremonia se realizó en la Catedral Nuestra Señora de la Encarnación, en Tucumán, y asistió la vicepresidenta de Argentina, Gabriela Michetti; el gobernador de la provincia, Juan Manzur; y otras autoridades civiles y religiosas. El presidente Mauricio Macri no estuvo presente en el Tedeum, pero horas más tarde llegó a esta ciudad para participar del resto de las celebraciones. En su homilía, Mons. Sánchez entregó un enérgico mensaje a favor de la vida en el marco del proyecto de ley del aborto que se discute en el Senado, luego que fuera aprobado por la Cámara de Diputados el 14 de junio. El proyecto permite el aborto libre hasta la semana 14 de gestación; y hasta los nueve meses de embarazo bajo las causales de violación, riesgo de vida y salud de la madre e inviabilidad fetal. Además, prohíbe la objeción de conciencia institucional. Mons. Sánchez recordó que “en la base y fundamento de toda sociedad está el valor inalienable de la vida”, por lo que pidió respetar “este derecho fundamental que tiene todo ser humano, todo argentino”. Además exhortó a edificar la patria sobre “la roca sólida de la justicia y el respeto a los derechos de cada uno, y no en la arena de leyes injustas que atropellan el derecho de los demás”. “Hoy nuestro pueblo, heredero de valores que nos legaron nuestros próceres, decimos que ‘Vale Toda Vida’. Que todo hombre es importante. Que no hay sobrantes en la Argentina. Que la dignidad de todo ser humano ha de ser respetada desde su concepción hasta la muerte natural”, expresó. Mons. Sánchez dijo que a los argentinos del bicentenario les toca “edificar la patria desde la roca sólida del respeto, la custodia y la promoción de la vida y no de la muerte”. “Cuántos argentinos se han pronunciado últimamente a favor de la vida, cuántas familias, cuántos jóvenes, cuántos ancianos. Por ejemplo, cuántos médicos y agentes sanitarios han expresado ‘no cuenten conmigo’ para el aborto, en coherencia con lo que han jurado y por la vocación que han recibido y la misión que realizan en nuestra patria”, recordó el Prelado. El Arzobispo de Tucumán advirtió que “hoy hay muchos argentinos marginados, descartados y sobrantes que necesitan de otros argentinos que los incluyamos, los respetemos, los cuidemos, los consolemos y los dignifiquemos a través de nuestras acciones concretas de cuidar toda vida, en toda circunstancia y etapas del ser humano”. Mons. Sánchez alentó a trabajar por una patria fundamentada en “la solidaridad, la caridad y el servicio a los necesitados y no en la arena del egoísmo, de la mezquindad y la indiferencia” y especialmente sobre la “cultura de la vida y el encuentro. Porque Vale Toda Vida”.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS