Untitled Document
Última actualización: Nov 19, 2018

El Papa Francisco hace balance de su viaje a Chile y Perú: “Todo ha ido bien”

Increase font size Decrease font size

En la Audiencia General celebrada este miércoles 24 de enero en la plaza de San Pedro del Vaticano, el Papa Francisco realizó un breve balance de su reciente viaje apostólico a Chile y Perú: “Doy gracias a Dios porque todo ha ido bien”. El Santo Padre subrayó que durante su visita “pude reunirme con el Pueblo de Dios en camino en aquellas tierras, y he animado al desarrollo social de esos países”. Chile De su viaje a Chile destacó su encuentro con víctimas de los abusos sexuales por parte del clero, el encuentro con miembros del pueblo Mapuche, el encuentro con mujeres encarceladas y el encuentro con miembros de la iglesia local. “Mi llegada a Chile estuvo precedido de diferentes manifestaciones de protesta por diversos motivos”, señaló. “Eso hizo todavía más actual y vivo el lema de mi visita: ‘Mi paz os doy’. Son palabras que Jesús dirige a los discípulos, que repetimos hoy en la Misa: el don de la paz, que solo Jesús muerto y resucitado puede dar a quienes se confían a Él”. Francisco resaltó su apoyo a la democracia chilena: “En el encuentro con las autoridades políticas y civiles del país, apoyé el camino de la democracia chilena como espacio de encuentro solidario capaz de incluir la diversidad. Para este desafío, indiqué como método el camino de la escucha: en particular la escucha a los pobres, a los jóvenes y a los ancianos, a los inmigrantes y, también, la escucha a la tierra”. Un momento especialmente destacado por el Pontífice fue la visita a una cárcel femenina en Santiago de Chile: “en sus rostros he visto una gran esperanza. Les he animado y exigido que avancen en el camino de la reinserción”. Otro momento de especial importancia fue el encuentro con los miembros de la Iglesia en Chile. “Con los sacerdotes y los consagrados, y con los Obispos de Chile, he vivido dos encuentros muy intensos, que se hicieron todavía más fecundos mediante el sufrimiento compartido por algunas heridas que afligen a la Iglesia en aquel país”. “En particular, reforcé a mis hermanos en el rechazo a los abusos sexuales a menores, al mismo tiempo que les reforcé en la confianza en Dios, que por medio de esta dura prueba purifica y renueva a sus ministros”. Por último, recordó la Misa “en la Araucanía, tierra donde viven los indios Mapuche, que transformó en alegría los dramas y fatigas de este pueblo, lanzando un llamado a una paz que sea armonía de la diversidad y rechazo de toda violencia”. Perú En Perú, “el lema de la visita era ‘Unidos por la esperanza’. Unidos no en una uniformidad estéril, sino en la riqueza de la diferencia que heredamos de la historia y de la cultura. Lo ha testimoniado emblemáticamente el encuentro con los pueblos de la Amazonía peruana, que ha dado comienzo al camino del Sínodo Pan amazónico convocado para octubre de 2019”. “Hablando con las autoridades políticas y civiles de Perú, he apreciado el patrimonio ambiental, cultural y espiritual de ese país, y he puesto bajo el foco las dos realidades que más gravemente lo amenazan: la degradación ecológico-social y la corrupción. He resaltado que nadie está exento de la responsabilidad ante estas dos plagas y que el empeño por combatirles nos compromete a todos”. Finalmente, el Papa empleó una frase de Jesús para resumir el mensaje que dejó en su viaje a Chile y Perú: “Convertíos y creed en el Evangelio”.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS