Untitled Document
Última actualización: Ene 22, 2018

El Papa bautiza 34 niños: Si no se habla el lenguaje del amor no se puede transmitir la fe

Increase font size Decrease font size

El Papa Francisco celebró la fiesta del Bautismo del Señor con el Bautismo de 34 niños en la Capilla Sixtina, en la mañana de este domingo en el Vaticano, e invitó a los padres a no olvidar que la tarea fundamental que ahora tienen por delante es la transmisión de la fe. Un año más, el Pontífice impartió este Sacramento a los recién nacidos de empleados vaticanos, en esta ocasión a 16 niños y 18 niñas. Se trata de una costumbre que inició San Juan Pablo II para recordar el día en el que Jesús fue bautizado en el río Jordán. En la homilía, que pronunció de forma espontánea, el Papa recordó a los padres y padrinos la tarea que tienen delante ahora de transmitir la fe a los niños. “Vosotros traéis al Bautismo a vuestros hijos. Este es el primer paso para aquella tarea que tenéis de la transmisión de la fe. Tenemos necesidad del Espíritu Santo para transmitir a fe, solos no podemos. Poder transmitir la fe es una gracia del Espíritu Santo”, dijo al comenzar. El Papa continuó: “La transmisión de la fe solamente puede hacerse en ‘dialecto’. En el dialecto de la familia, de papá y mamá, del abuelo y la abuela. Después vendrán los catequistas a desarrollar esta primera transmisión. Con ideas, explicaciones, pero no os olvidéis de que se hace en dialecto. Y si falta el dialecto, si en casa no se habla entre los padres la lengua del amor, la transmisión no es tan fácil, no se podrá hacer”. “No os olvides. Vuestra tarea es transmitir la fe, pero con el dialecto del amor, de vuestra casa, de vuestra familia. También ellos tienen su propio dialecto, que nos hace bien escucharlo. Ahora todos están callados, pero basta que uno de el tono y la 'orquesta' le sigue”, dijo sobre la posibilidad de que comenzaran a llorar. Francisco añadió que “Jesús nos aconseja que seamos como ellos, hablar como ellos. No olvidemos la lengua de los niños, ellos hablan como pueden, pero le gusta mucho a Jesús”. Para terminar, pidió “que vuestras oraciones sean siempre sencillos como ellos. El dialecto de los padres de que el amor puede transmitir la fe”. Y como en años anteriores, ofreció un consejo a los padres: “si ellos comienzan a hacer el concierto (llorar) porque no están cómodos, tienen calor, o tienen hambre, dadles de amamantar, sin miedo, porque también esto es un lenguaje de amor”. El año pasado, el Papa bautizó en la Capilla Sixtina el 8 de enero a 13 niñas y a 15 niños, y exhortó a sus madres a amamantarlos “sin miedo” y “con tranquilidad”. En enero de 2016, impartió este Sacramento a 26 bebés, 13 niños y 13 niñas, y recordó a sus padres y padrinos que con el bautismo de sus hijos “se comprometen a educarles en la fe, en la observación de los mandamientos y para aprender a amar a Dios y al prójimo como Cristo nos enseñó”. En 2015, Francisco bautizó en la Capilla Sixtina a otros 33 recién nacidos, y rezó por las mujeres que no pueden dar el pecho a sus hijos. Pero la primera vez que presidió esta ceremonia fue en 2014, cuando bautizó a 32 niños en la Capilla Sixtina.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS