Untitled Document
Última actualización: Ene 22, 2018

EEUU: Organización católica ayuda a indigentes afectados por “ciclón bomba”

Increase font size Decrease font size

La organización de ayuda humanitaria Catholic Charities está ayudando a salvar a personas sin hogar amenazadas por los efectos del “ciclón bomba”, una tormenta que ha congelado gran parte de la costa este de Estados Unidos y ha dejado al menos 18 fallecidos. Según el Servicio Meteorológico del país, en unos 40 estados las temperaturas descendieron en promedio unos 20 grados centígrados bajo cero. Esto obligó a cancelar vuelos y cerrar escuelas, así como el suministro eléctrico de cientos de miles de hogares y lugares de trabajo. Además, la tormenta trajo vientos de hasta 129 kilómetros por hora y generó más de 30 centímetros de nieve en algunas áreas. Las ciudades más afectadas de la costa este son Boston, Nueva York, Washington, Filadelfia y Chicago. Catholic Charities en Chicago cuenta con un programa de transporte que lleva a las personas sin hogar a lugares seguros. “Catholic Charities maneja un programa de alcance móvil en Chicago y los 365 días del año tenemos de tres a cinco furgonetas que transportan a las personas sin hogar y aquellos que necesitan refugio a centros o albergues en la ciudad”, dijo a CNA –agencia en inglés del Grupo ACI– Kristine Kappel, directora de comunicaciones de Catholic Charities en Chicago. “Podemos ayudar entre docenas y cientos de personas por día”, añadió. Las temperaturas en Chicago se desplomaron hasta 9 grados bajo cero en las últimas dos semanas. Kappel dijo que el programa de alcance móvil está ocupado desde entonces. “Las personas sin hogar pueden no saber exactamente a dónde ir o tener la capacidad de llegar allí. Pero hay refugios disponibles para ellos. Es posible que necesiten un autobús para llegar al refugio o a un tren y es posible que no tengan los recursos para hacerlo”, indicó. Cualquier persona sin hogar en Chicago puede acercarse a un hospital, departamento de bomberos o estación de policía, que luego llamará a Catholic Charities para que sea llevada a uno de sus dos refugios. La persona también puede llamar a la organización directamente. Las camionetas tienen computadoras portátiles y recursos para mantenerse actualizados sobre qué refugios están disponibles y qué regulaciones pueden tener. Kappel, quien ayuda en el proceso del transporte, sostiene que la experiencia es extraordinariamente emocional, y además es gratificante ver al equipo trabajar compasivamente junto a los más vulnerables. “Esta gente realmente necesita ser transportada a un lugar seguro. Lo aprecian mucho cuando nos ven”, añadió. Chicago no es la única ciudad donde Catholic Charities proporciona a las personas sin hogar los medios para encontrar refugio. Las agencias en Florida y Tennessee tienen listas actualizadas de refugios disponibles. Los refugios en Washington D.C. y St. Paul han ampliado la cantidad de camas, artículos de primera necesidad y cuartos disponibles.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS