Untitled Document
Última actualización: Ene 22, 2018

Las cifras del 2017: Planned Parenthood cerró 32 centros en Estados Unidos

Increase font size Decrease font size

La multinacional del aborto Planned Parenthood (PP) es cada día más pequeña en el país donde realiza sus principales operaciones, Estados Unidos, debido a que en 2017 se vio obligada a cerrar 32 de sus instalaciones. La información fue divulgada por American Life League (ALL) a través de su informe anual “Planned Parenthood Facilities Report”. El informe indicó que PP cerró 32 de sus instalaciones en 16 estados y abrió apenas cinco nuevas instalaciones. Por lo tanto, según indica el texto, la organización cerró “el 36% de sus instalaciones, pasando de 938 en 1995 a 597 instalaciones en la actualidad”. En sus 597 instalaciones PP distribuye medicamentos y dispositivos abortivos. Mientras que en 356 de estos centros (59,6% del total), realiza abortos quirúrgicos o con medicamentos. El texto indica que Wyoming y Dakota del Norte son los dos estados donde Planned Parenthood no opera ningún centro. En cambio, ALL señala que “10 estados representan el 60% de todas las instalaciones de Planned Parenthood en los Estados Unidos”. Estos son “California (104), Nueva York (58), Washington (33), Texas (31), Ohio (24), Pensilvania (24), Nueva Jersey (23), Florida (22), Wisconsin (21) y Michigan (19)”. El informe de ALL explica que “Planned Parenthood intentó compensar esta pérdida de instalaciones mediante la apertura de edificios más grandes y exclusivos para atraer nuevos clientes y dar cabida a las personas que acudieron a sus instalaciones ahora cerradas”. Sin embargo, “esto no funciona”, pues entre 2006 y 2015 PP “cerró el 24.9% de sus instalaciones y su base de clientes cayó un 23.6%”. En los últimos ocho años esta multinacional ha realizado un promedio de 328.302 abortos anuales. Por ello, ALL espera que con la reducción de centros, más de 50 mil bebés prenatales sobrevivan a esta práctica en 2018. Hay “una gran cantidad de grupos que luchan contra Planned Parenthood y cada uno tiene su estrategia sobre la mejor forma de detener sus actividades. Muchos contribuyen al cierre de las instalaciones de PP”, explicó el informe. “El programa STOPP de ALL apoya de todo corazón estas medidas, incluida la eliminación del dinero de los contribuyentes para Planned Parenthood”, afirmaron. Según la activista provida y periodista Susan Michelle-Hanson, “el trabajo real de Planned Parenthood es quitarle la vida a un tercio de un millón de bebés no nacidos, y aún con ese dinero en sus arcas, el aborto es un negocio en decadencia a medida que más estadounidenses ven la realidad de la vida en el útero”.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS