Untitled Document
Última actualización: Sep 21, 2017

Recuperan copia de carta de Cristóbal Colón que había sido robada del Vaticano

Increase font size Decrease font size

La copia de una carta de Cristóbal Colón que había sido robada del Vaticano y con más de 500 años de antigüedad, fue recuperada en Estados Unidos luego que fuera rastreada por investigadores de este país. Según informó The Wall Street Journal, el documento es una copia de la misiva que Colón escribió en 1493 a sus patrocinadores los reyes católicos Fernando e Isabel de Castilla, narrando su viaje al nuevo continente y su encuentro con los nativos de la isla que bautizó como La Española y otras islas cercanas. "Son más bellas, de mil formas variadas, accesibles y llenas de árboles de infinitas variedades, tan altos que parecen tocar el cielo, y me han dicho que nunca pierden su follaje", escribió el navegante. La carta original había sido posteriormente copiada como un folleto de cuatro páginas para difundir su descubrimiento. La copia llegó a la colección del Vaticano en la década de 1920. En 1934 fue catalogada en un compendio de impresión del siglo XV, pero en algún momento, no se sabe la fecha, desapareció y fue sustituido por una falsificación. Según documentos judiciales citados por el diario estadounidense, el documento robado fue descubierto en una colección privada después que fuera comprado de buena fe por un distribuidor de libros raros por 875 mil dólares en 2004. The Wall Street Journal indicó que la copia fue finalmente comprada por Robert Parsons, un coleccionista de viejos escritos de viajes. Parsons murió en 2014, pero su viuda acordó devolver el documento histórico al Vaticano una vez que sus orígenes fueron confirmados. Según el diario, el robo salió a la luz este año cuando los agentes - posiblemente informados de irregularidades cuando Parsons intentó autenticar la copia -, pidieron a la viuda permitir que un experto del gobierno examinara el documento y lo comparara con otro conservado en el Vaticano. Después de examinarla de cerca, el experto determinó que la carta en posesión de María Parsons era la misiva original de Colón que pertenecía a la Biblioteca Vaticana, y que el documento que estaba en la Santa Sede era una falsificación. La corte aclara que la mujer no sabía que poseía un objeto robado. La carta ha sido devuelta. Pero es un misterio quién cometió el hurto.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS