Untitled Document
Última actualización: Jul 25, 2017

Polémica por falsas monjas “drag queen” que leen cuentos a niños

Increase font size Decrease font size

La Biblioteca Pública de Boston, en Estados Unidos, permitió que un grupo blasfemo y anticatólico de drag queens disfrazadas de monjas, dirijan una sesión de cuentos para niños como cierre del mes del “orgullo gay”. Las falsas monjas se hacen llamar The Boston Sisters of Perpetual Indulgence (Las Hermanas de la Indulgencia Perpetua de Boston), y son parte de una organización mundial llamada las Hermanas de la Indulgencia, fundada el Domingo de Pascua de 1979 en San Francisco y caracterizada por burlarse de las creencias, enseñanzas y prácticas católicas. Las fotos del evento llevado a cabo el 29 de junio fueron publicadas en las páginas de Facebook de la Biblioteca Pública de Boston y de la Biblioteca Infantil, recibiendo cientos de críticas, sobre todo de católicos que calificaron el hecho como una ofensa a la fe. El mensaje escrito en el post de la biblioteca infantil dice lo siguiente: “Terminemos el mes del orgullo con un drag. ¡Es la hora de cuentos drag queen! Únase a nosotros el jueves 29 de junio a las 3:30 para otra visita de las Hermanas de la Indulgencia Perpetua”. Robert P. George, profesor de la Universidad de Princeton y director del Programa James Madison en American Ideas and Institutions, sostuvo en CBN News que las “hermanas” están afirmando su dominio y “poder cultural” sobre el “sector de la élite” a través de sus burla a los católicos. Luego, añadió que el incidente “fue una clase de catecismo –una sesión de adoctrinamiento– en la religión de la liberación sexual”. Muchos comentaristas de los post de Facebook de la Biblioteca de Boston señalaron la naturaleza anticatólica del grupo. “Considero esta burla de mi fe católica bastante ofensiva. Esto promueve la intolerancia y el odio y la biblioteca lo está permitiendo”, escribió un comentarista . “Por eso no llevo a mis hijos a la biblioteca. Es tan ‘inclusivo’ a menos que sea católico, entonces pueden golpear y humillar. Y sí, esto es abuso infantil”, detalló otro.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS