Untitled Document
Última actualización: Sep 14, 2017

80 mil marchan por la vida ante amenaza del aborto en Irlanda

Increase font size Decrease font size

Los organizadores de la Marcha por la Vida realizada en Dublin, Irlanda, el pasado 1 de julio, informaron que unas 80 mil personas salieron a las calles ante la posibilidad de que se legalice el aborto en el país europeo. Desde el 2013 en Irlanda el aborto solo es legal cuando la mujer presenta indicios de querer suicidarse. La marcha, que se realiza cada año, fue convocada por las organizaciones provida Life Institute, Youth Defence, y el Northern Ireland group Precious Life. El lema de la manifestación fue “Salven la 8va” (Save the 8th) y se refiere a la Octava Enmienda de la Constitución de Irlanda que reconoce “el derecho a la vida del no nacido y, con la debida consideración al igual derecho a la vida de la madre, garantiza en sus leyes respetar y, tanto como sea practicable, defender y vindicar en sus leyes ese derecho”. La vocera del Life Institute, Niamh Uí Bhriain, dijo a los medios locales que “la Marcha por la Vida siempre es un evento grande, colorido, emocionante, pero este año tiene un enfoque especial: decirle al gobierno y a la nación que la mayoría provida está activa y motivada, y que si queremos proteger las vidas de la madre y el bebé debemos salvar la octava”. Actualmente esta enmienda corre peligro de ser derogada debido a la presión política y social que se ha generado por una fuerte campaña a favor del aborto promovida por organizaciones como la ONG Amnistía Internacional y el Comité de Derechos Humanos de la ONU. En el año 2016, la Asamblea Ciudadana, convocada por el Parlamento, votó para que se someta a una revisión la Octava Enmienda, aprobada en 1983, para así poder legalizar el aborto en el país. Leo Varadkar, recientemente electo Primer Ministro de Irlanda y abiertamente homosexual, anunció que convocará a un referéndum en el 2018 para someter a votación si debe continuar en vigencia la Octava Enmienda. Ese mismo año el Papa Francisco visitará el país para participar en el Encuentro Mundial de las Familias. En mayo, durante la campaña electoral, Varadkar dijo que “la Octava Enmienda es muy restrictiva” y que consideraba que el aborto debería ser legal en casos de violación, incesto, peligro de la salud de la madre o que el bebé no tenga posibilidades de sobrevivir. Según informó el Catholic Herald, en la Marcha por la Vida hubo familias, jóvenes y ancianos que llevaron varios carteles con mensajes provida en medio de un ambiente de fiesta. “El niño es el latido de la Iglesia, ahora y para siempre, y cada latido cuenta”, expresó una mujer irlandesa. Otra manifestó que “estoy aquí porque nuestro país necesita a la Octava más que nunca. Es muy importante que amemos a todos nuestros bebés, incluyendo a los discapacitados”. Por su parte, un sacerdote franciscano, el P. Bryan Shortall, indicó que “mi familia luchó muy duro para conseguir que la Octava Enmienda fuera aprobada en 1983 y creo que esta ha servido bien a nuestro país”. El político y activista Declan Ganley, manifestó que “hay pocos grupos humanos que están más indefensos que un no nacido…y nosotros no permitiremos que supriman la 8va enmienda y deshumanicen a los no nacidos porque esto es Irlanda, ¡y defendemos los verdaderos derechos humanos!”.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS