Untitled Document
Última actualización: Dic 12, 2017

Bebé baleado en el útero sobrevive y recibe bautismo de emergencia

Increase font size Decrease font size

La historia de Arthur, un bebé que recibió un balazo en el vientre de su madre cuando ya estaba a punto de nacer, ha resultado ser una impactante noticia porque el pequeño logró sobrevivir; pero eso no es lo más sorprendente de este hecho ocurrido en Río de Janeiro. El niño recibió el bautismo de emergencia gracias al sacerdote P. Paulo Ricardo de Azevedo, quien dejó todo lo que tenía que hacer ese día para socorrerlo con la gracia del sacramento. El fin de semana pasado, informa BBC, Claudineia dos Santos recibió un balazo, que hirió gravemente a su pequeño Arthur. Ella se dirigía a su casa cuando se desató un tiroteo entre la policía y traficantes en la favela Lixao en la localidad de Duque de Caxias en Río de Janeiro. La bala hirió en la cabeza al bebé, que ya tenía nueve meses de gestación, le desgarró la oreja, golpeó el tórax y alcanzó dos vértebras. "Está parapléjico, pero todo puede suceder en la vida de ese niño", dijo el ginecólogo José Carlos Oliveira, secretario municipal de Salud de Duque de Caxias. "Que este niño haya sobrevivido es un milagro", considera el médico, que en sus más de 30 años de carrera "nunca vio nada igual". "Los familiares están aquí todos juntos rezando", cuenta a BBC el hermano de Claudineia, Leonardo dos Santos. "Deben tener fe en Dios de que Arthur va a reaccionar bien a los tratamientos y va a volver a caminar", dijo. “Fue un choque muy grande, pero se va a recuperar, quiero ver al bebito crecer fuerte para andar y correr aquí junto a la familia”, agregó. Un sitio católico en Facebook narró brevemente lo que hizo el P. de Azevedo para poder bautizar al niño cuando llegó al hospital estatal Adán Pereira Nunes. El sacerdote asistía a un congreso de educación católica y dejó el evento para bautizar al niño. Cuando volvió al evento, relata uno de los internautas de nombre Pedro Henrique, el sacerdote contó que los médicos no querían dejarlo pasar. Wagner Barbosa, comentó que en la localidad de Duque de Caxias en Río de Janeiro, donde está el hospital en el que se recupera Arthur, “los grupos católicos encuentran mucha resistencia para realizar visitas a los enfermos en los hospitales, en parte porque algunos directores de los hospitales son protestantes”. Por esa razón, añadió, “crean diversos contratiempos y obstáculos para dificultar estas visitas” como las del P. de Azevedo. “Que Dios bendiga la vida del Padre Paulo Ricardo. Debo mucho de mi conversión a su ministerio y a su labor evangelizadora”, agregó.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS