Untitled Document
Última actualización: Oct 16, 2017

Directora del “Hospital del Papa”: Médicos en Londres no transferirán a Charlie Gard

Increase font size Decrease font size

La Presidenta del Hospital pediátrico Bambino Gesú de Roma, conocido como el “Hospital del Papa”, afirmó que el centro de salud donde está el pequeño Charlie Gard en Londres, no permitirá su transferencia a Italia. “El hospital nos ha dicho que, por motivos legales, no puede transferir al niño a nosotros. Esta es una noticia triste”, dijo Mariella Enoc, Presidenta del “Hospital del Papa”, en relación a Charlie Gard, el bebé que sufre una enfermedad terminal y a quien se le desconectará el soporte vital en los próximos días contra la voluntad de sus padres, pero con autorización del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. En declaraciones a los periodistas este martes 4 de julio, señala la agencia italiana SIR, Enoc relató que “fui contactada por la madre de Charlie que es una señora muy determinada y muy decidida, que no quiere ceder ante nada. Nos ha pedido probar la posibilidad de que esta atención se realice, y nuestros médicos y científicos están analizando el caso”. “Cuando nos llamó la madre la hemos escuchado con mucha atención” y vimos que está “muy determinada a combatir hasta el final”, agregó Enoc. La especialista dijo además que en este difícil caso “lo único que puedo hacer es ofrecer el acoger a la familia y acompañarla así como ha solicitado el Papa”. El día lunes 3 de julio Mariella Enoc expresó la disposición del Hospital que dirige para recibir a Charlie Gard, un bebé por quien el Papa Francisco también ha expresado su preocupación. Charlie, actualmente de 10 meses, ha sido diagnosticado con el síndrome de agotamiento mitocondrial, una rara enfermedad genética que padecen muy pocos niños en el mundo. El mal causa debilidad muscular progresiva y puede causar la muerte en el primer año de vida. Los padres del bebé, Chris Gard y Connie Yates, realizaron exitosamente una recaudación de fondos de más de un millón de dólares para llevar a su hijo a Estados Unidos, para someterlo a un tratamiento experimental. Los médicos del hospital Great Ormond Street, de Londres (Reino Unido), se opusieron y determinaron que sería desconectado. Chris y Connie comenzaron una batalla legal que acabó el 27 de junio, con un fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos favorable al hospital y a los juzgados británicos, considerando “inadmisible” la apelación de los padres del bebé. El 30 de junio, día anunciado para que desconecten al pequeño Charlie, su madre anunció en Facebook que, tras un diálogo con las autoridades del hospital, “han acordado darnos un poco más de tiempo con Charlie”. El domingo 2 de julio, el director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, dio a conocer una declaración en la que el Papa Francisco pide que se respete la voluntad de los padres de Charlie Gard.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS