Untitled Document
Última actualización: Ago 18, 2017

"Francisco y Jacinta" llevarán ofrendas en Misa de canonización de videntes de Fátima

Increase font size Decrease font size

Un argentino llamado Jorge, el nombre que le dieron al nacer también al Santo Padre, su esposa portuguesa y sus dos hijos Francisco y Jacinta, formarán parte del cortejo que llevará las ofrendas durante la Misa de canonización de dos de los pastorcitos videntes de la Virgen de Fátima el sábado 13 de mayo. Jorge Hernán Sosa se desempeña como vigilante y sacristán del Santuario de Fátima. En declaraciones al sitio web oficial del viaje del Papa Francisco a Fátima, afirmó que esta invitación para participar en la Misa de canonización de los pastorcitos Francisco y Jacinta lo sorprendió. “Es difícil hablar de emociones fuertes como esas. Me llenó completamente, me dejó lleno de alegría y gratitud”, expresó. “No hay ningún mérito. Fui escogido y estoy muy agradecido, todos estamos muy agradecidos. Todos nuestros familiares, amigos y vecinos también están muy contentos. Sabemos que vamos a representar a todas esas personas. Solo esperamos ser dignos de esta responsabilidad”, prosiguió. Sosa afirmó que para su familia esta invitación “fue un motivo más para rezar con mayor intensidad. Nuestra oración ahora está centrada en la canonización de estos dos niños queridos, que aprendemos a amar. Por eso nuestro hijos se llaman Francisco y Jacinta”. Jorge Sosa e Isabel se conocieron en Buenos Aires y se casaron en el año 2005. Ambos decidieron mudarse a Portugal y se establecieron en la ciudad de Pombal, en el centro del país, donde vivían los padres de Isabel. En Portugal, Sosa trabajó en diferentes rubros mientras que Isabel consiguió un empleo como profesora. En el 2008 ambos vieron un anuncio del Santuario de Fátima, el lugar donde siempre quisieron trabajar. Los dos fueron entrevistados y contratados: Jorge como vigilante e Isabel en el área de acogida a los peregrinos. “Cuando nos casamos, Isabel me dijo que el mejor lugar para vivir sería Fátima. Siempre fue el sitio donde quisimos vivir y criar a nuestra familia”, comentó. Añadió que considera esto como un signo de que la Providencia Divina “no nunca dejó de velar por este pequeño chaqueño”. “Cuando andamos cerca del abismo, Dios vela por nosotros y no nos deja caer. Eso es lo que siempre nos sucedió”, afirmó. “Las gracias vamos a recibir en la celebración de este centenario y en la canonización sólo las percibiremos más tarde. Solo sé que es una luz que nos ciega y que poco a poco vamos a comprender esto. No hay sombras. Es una luz que nos ilumina y nos conduce”, destacó. “Tengo la certeza de que con el tiempo conseguiré entender todo esto, explicarlo y saber cuál fue mi misión”, indicó el argentino. En el cortejo que llevará las ofrendas al Santo Padre en la Misa del 13 de mayo, también estará Lucas, el niño brasileño que fue sanado milagrosamente gracias a la intercesión de los pastorcitos Francisco y Jacinta. Lo acompañará su familia.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS