Untitled Document
Última actualización: Nov 19, 2018

Papa Francisco llega a Milán y pide a pobres e inmigrantes dejarse “restaurar” por Dios

Increase font size Decrease font size

El Papa Francisco retomó las visitas internas en Italia y a primera hora de la mañana dejó el Vaticano para acudir en avión hasta la ciudad de Milán. Lo primero que hizo fue visitar el Barrio Forlanini, conocido como “Casas Blancas”, una de las zonas más degradadas de la ciudad en la que viven personas sin apenas recursos económicos, así como un gran número de ancianos, a quienes invitó a dejarse "restaurar" por Dios. Primero visitó algunas familias en sus casas, y después, en la plaza del barrio, envió un caluroso saludo a todos los presentes, entre ellos muchos rumanos, inmigrantes e incluso personas de religión musulmana. A su llegada, Francisco recibió dos regalos: una estola y un icono de la Virgen. “La estola es un signo típico sacerdotal, que me toca de modo especial porque me recuerda que venga aquí en medio a vosotros como sacerdote”, dijo en su saludo. “Esta estola no la habéis comprado ya hecha, sino que la habéis creado aquí, ha sido tejida por algunos de vosotros de manera artesanal. Esto lo hace mucho más preciosa y recuerda que el sacerdote cristiano es elegido por el pueblo y al servicio del pueblo; mi sacerdocio, como el de vuestro párroco o el de los demás sacerdotes que trabajan aquí es un don de Dios”. Sobre el icono de la Virgen, aseguró conocer que había sido restaurado recientemente. “Sé que en Milán me acoge la Virgen en la parte superior de la catedral; pero gracias por vuestro don de la Virgen que me acoge ya aquí mismo, a mi llegada”. “Esto me recuerda la premura de María en encontrar a su prima Isabel. Es la premura, el cuidado de la Iglesia, que no permanece en el centro esperando, sino que va al encuentro de todos, en la periferia, va al encuentro también de los no cristianos, también de los no creyentes y lleva a todos a Jesús”. “Es significativo el que haya sido restaurada: esta Virgen ha sido restaurada, como la Iglesia tiene siempre necesidad de ser ‘restaurada’, porque está hecha de nosotros, que somos pecadores”. El Papa invitó a dejarse “restaurar por Dios, por su misericordia”. “Dejémonos limpiar el corazón, especialmente en este tiempo de Cuaresma”. Tras sus palabras, el Pontífice saludó a la multitud de personas que los escuchaban, así como a algunas personalidades. Después, se trasladó en auto hasta la catedral de Milán para el encuentro con sacerdotes y consagrados.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS