Untitled Document
Última actualización: Dic 12, 2017

Mons. Aguer: No podemos permitir grupos scouts donde no se eduque de manera cristiana

Increase font size Decrease font size

El Arzobispo de La Plata en Argentina, Mons. Héctor Aguer, afirmó que la decisión de no renovar su patrocinio a los Scouts de Argentina recae en que “no podemos permitir que las familias confíen sus hijos a grupos scouts de nuestras parroquias donde no se les eduque de manera cristiana”. Agregó además que tampoco puede permitir espacios en donde se incurra a “errores o defectos que no son solamente anticristianos, sino que son desde el punto de vista humano deficientes”. En diciembre de 2016, el Arzobispado de La Plata anunció que no renovará su patrocinio a Scouts de Argentina. Desde este año, los grupos scouts de las parroquias de la Arquidiócesis de La Plata podrán continuar dependientes directamente del párroco y del obispo, sin nexo alguno con Scouts de Argentina, “para asegurar la orientación plenamente humana y cristiana de su formación”. La decisión fue respaldada por el Arzobispo de Buenos Aires y Primado de Argentina, Cardenal Mario Aurelio Poli, lo que provocó un revuelo mediático en el cual Scouts de Argentina desmintió cualquier ruptura con la Iglesia Católica. En declaraciones a ACI Prensa, Mons Aguer, explicó que en 1995 “el Episcopado argentino cometió, en mi opinión, un grave error al cual yo en ese momento me opuse”, de eliminar la Unión de Scouts Católicos Argentinos (USCA) y “fusionarla con Scouts de Argentina, es decir, con la institución oficial estatal del scoutismo”. “Lo que ocurre ahora es que en muchas parroquias existen grupos de scouts que desarrollan allí sus actividades, tienen incluso nombres religiosos, pero que no quieren saber nada con la vida cristiana”, señaló. Además, en la reciente asamblea de Scouts de Argentina “se cambiaron algunos elementos de la carta fundacional. Por ejemplo, se dijo que el matrimonio es la unión entre dos personas, cuando antes se decía que es la unión entre un varón y una mujer”. El Prelado señaló que las dificultades con la organización comenzaron hace años cuando “venían dirigentes de Scouts de Argentina a instruir en materia de prevención sexual a los niños de nuestros grupos de scouts de un modo absolutamente intolerable que nosotros no podemos permitir”. Al advertir esas “disfunciones”, Mons. Aguer decidió establecer en la Arquidiócesis de La Plata la Asociación Diocesana de Scouts Católicos (ADISCA) ya que “nuestros grupos homogéneos, es decir, formado por católicos, no estaban en condiciones de recibir semejantes instrucciones”. “Cuando tomamos esta decisión dejamos que siguieran existiendo los grupos de Scouts de Argentina en las parroquias, pero resulta que ahora son los párrocos los que advierten estas deficiencias que yo he señalado”, explicó el Prelado. Ellos le solicitaron a Mons. Aguer “adquirir un cambio de la situación” y en una asamblea el Arzobispo decidió quitar el patrocinio a la organización. Mons. Aguer aclaró que sí reconoce y otorga “una gran importancia al método scout”, incluso destaca el scoutismo entre las actividades a las que se les debe invitar a los niños durante “el trienio catequístico para completar la iniciación cristiana”. Sin embargo, “hay ciertos elementos sobre los cuales no se puede vacilar porque tienen que ver con la configuración total de la personalidad de los jóvenes”. El Arzobispo de La Plata dijo a ACI Prensa que luego de conversar con el Cardenal Poli acordaron en impulsar la discusión de este tema en la próxima Asamblea Plenaria del Episcopado de Argentina. “Podría retornarse a aquel consejo del Cardenal Pironio, en cuanto que se podría establecer una federación entre los grupos homogéneamente católicos de Scouts de Argentina, o bien una agrupación católica de scouts con los Scouts de Argentina, es decir con la conducción estatal de esta actividad”, explicó. “En un momento en que la cultura vigente no ayuda me parece que no tenemos que tener ni vergüenza ni miedo de proponer las cosas como son desde el punto de vista del Evangelio y de la doctrina perenne de la Iglesia”, concluyó Mons. Aguer.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS