Untitled Document
Última actualización: Ago 18, 2017

Queman viva a joven en “ritual de exorcismo” de iglesia protestante en Nicaragua

Increase font size Decrease font size

El Arzobispo de Managua en Nicaragua, Cardenal Leopoldo Brenes, lamentó la muerte de Vilma Trujillo, una joven que fue lanzada a una hoguera como parte de un “ritual religioso de exorcismo” en una iglesia protestante en Nicaragua. Según El Nuevo Diario, la mujer de 25 años falleció hoy en un hospital de la capital debido a quemaduras en el 80% de su cuerpo. “Sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en la cabeza, tórax, abdomen, miembros superiores y miembros inferiores”, indica el periódico. El “ritual de exorcismo” fue realizado por el pastor Juan Gregorio Romero y otras cuatro personas de la iglesia evangélica “Visión Celestial de las Asambleas de Dios”, en el municipio de Rosita. Los cinco involucrados han sido detenidos por las autoridades. Antes de ser quemada, Vilma Trujillo había sido secuestrada y atada de pies y manos durante seis días, desde el 15 de febrero. Posteriormente, el día 21 del mismo mes, la mujer fue llevada a la iglesia protestante “para continuar orando por ella”. En aquel lugar, según información de El Nuevo Diario, una de las acusadas, Tomasa Rocha Romero, aseguró que Dios le reveló que debían hacer “una fogata en el patio de la iglesia” y amarrarla “cerca del fuego para hacer una oración”. Luego de varias horas, el pastor Juan Gregorio Romero dijo a sus feligreses: “es una orden de Dios quemar el cuerpo de la víctima para sacar el espíritu maligno que está dentro de ella”. Finalmente, la mujer fue lanzada al fuego por las cinco personas acusadas. Según Fabio Cruz Arista, el superintendente de las Asambleas de Dios, el pastor Rocha no se encuentra en su “registro de ministros”, y por lo tanto, no forma parte de la congregación. Al término de la Misa de Miércoles de Ceniza, el Cardenal Brenes lamentó lo ocurrido y dijo que lo que hicieron el pastor y sus acompañantes no tiene justificación, precisando que “el demonio solo se va con la oración y no con actos que atentan contra la vida”. “Ha sido muy triste que se haya tenido que usar ese método porque nosotros en la Iglesia Católica tenemos en primer lugar la oración. Si bien es cierto que el demonio se puede posar en una persona, esa no es la forma correcta de expulsarlo, nosotros tenemos los exorcismos pero nunca se deja la oración”, expresó. El Cardenal Brenes alertó luego ante el hecho que “el demonio siempre estará vivo” y que en el caso de un auténtico exorcismo, cuando ya es expulsado por el sacerdote que lo realiza, “la persona tiene que estar viva para seguir dando testimonio de la grandeza del amor”.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS