Untitled Document
Última actualización: Jun 25, 2017

Sacerdote en Irak: Para refugiados cristianos es más difícil llegar a Europa

Increase font size Decrease font size

P. Behnam Benoka. Foto: Ayuda a la Iglesia Necesitada.

“Para los cristianos es mucho más difícil llegar a Europa” que para los migrantes musulmanes, criticó el P. Behnam Benoka, sacerdote iraquí que atiende a refugiados en Erbil (Irak), en una reciente entrevista con el diario español La Razón.

El P. Benoka remitió en 2014 una carta al Papa Francisco, expresándole la difícil situación que vivían los cristianos perseguidos por el Estado Islámico en Irak. En esa ocasión, el Santo Padre le respondió con una llamada telefónica, asegurándole que lo lleva a él y a los refugiados en sus oraciones siempre.

A mediados de abril de este año, el sacerdote visitó Madrid (España) para participar en la conferencia internacional “Migración y Asilo”, organizada por la Universidad CEU San Pablo.

En su entrevista con La Razón, publicada el 24 de abril, el P. Behnam Benoka indicó que mientras que la mayoría de migrantes musulmanes entran a Europa, los cristianos se encuentran “en Turquía, Líbano y Jordania, bloqueados en los campos” de refugiados.

“Además, los cristianos no arriesgan a la familia en el mar. Algunas lo han hecho y recientemente los hemos enterrado en Irak”, señaló.

“Los cristianos son refugiados legales, pero nadie les hace caso”, lamentó.

El sacerdote iraquí explicó que actualmente en Erbil, zona segura en el Kurdistán iraquí a donde han acudido principalmente los cristianos perseguidos por el Estado Islámico en Irak, “hay 2.000 familias viviendo en contenedores, otras tantas en casas alquiladas por la Iglesia”.

“En cada vivienda, de unos 150 metros cuadrados, residen cuatro o cinco familias, es decir, entre 20 y 30 personas. Puede imaginar las dificultades que uno se puede encontrar, así como los problemas familiares y sociales que se generan”.

Además, indicó, “hay un grupo de 6.000 familias que viven por su cuenta, pero tienen los mismos problemas”.

Entre los problemas que afrontan los cristianos refugiados en esa región de Irak figuran el desempleo, la educación, el transporte y la atención médica.

“Los desplazados no tienen derecho a medicamentos financiados por el Gobierno. Bagdad se ha negado, sobre todo, en los casos de enfermedades graves”, criticó, y advirtió que en los casos de enfermedades más severas “tomar o no una pastilla puede ser cuestión de vida o muerte”.

“Sabemos que el Departamento de Salud de Nínive, temporalmente en Erbil, ha recibido toneladas de medicinas de todo tipo, pero nadie sabe dónde están”, dijo, y expresó su sospecha de que “las han vendido. Esto entra dentro de los problemas de corrupción del país”.

“La Iglesia católica ha creado en Erbil tres centros de salud, que ofrecen medicinas a más de 500 personas cada día. No es fácil, pues cada receta cuesta de media unos cinco dólares y en 2015 repartimos unas 100.000”, indicó.

“Que se haga justicia”

El P. Benoka indicó que si bien atienden médicamente también a musulmanes “porque necesitan ser curados”, esto no significa que renuncien “a que se haga justicia”.

“El culpable debe someterse a la justicia. Por el bien común, la justicia debe ser aplicada”, insistió.

El sacerdote iraquí señaló que “toda la llanura de Nínive es cristiana y los musulmanes nos han atacado siempre. El último ha sido el ISIS. Cuando podamos volver, ¿quién nos garantiza estar en paz y no seguir siendo atacados?”.

“Muchas organizaciones, la UE y Estados Unidos entre ellos, reconocen que lo que está pasando en Irak con los cristianos es un genocidio. Por lo tanto, queremos una zona pacífica, solo para nosotros”.

Esto, explicó, no se debe a que los cristianos “no queramos convivir con los musulmanes, sino porque ellos son los que no quieren hacerlo con nosotros. Estábamos antes que ellos, Irak era casi completamente cristiano y ahora somos una minoría”.

¿Musulmanes “moderados”?

“Para nosotros, una persona moderada es aquella que puede convivir con los demás sin imponerse. Esto en el islam es diferente. El ISIS es la aplicación máxima de la ley islámica, se presentan como santos”, señaló.

El sacerdote explicó que “un musulmán moderado es aquel que aplica menos la ley islámica, que es menos musulmán”.

“El problema es que aquellos musulmanes moderados, nuestros amigos en Mosul, han ocupado nuestras casas y se han quedado con nuestros bienes en cuanto nos hemos tenido que marchar. Estos eran los moderados”.

Para el P. Benoka “no se puede garantizar la moderación, porque depende de la condición de vida y de la fuerza del islam. Cuanto más fuerte, menos moderación”.

Invitaría al Papa a visitar a refugiados cristianos

El sacerdote iraquí señaló que, de poder hablar con el Papa Francisco nuevamente, “le hablaría de la situación de los refugiados cristianos y le invitaría a venir a visitarlos. Seguro que lo piensa y quiere buscar una solución”.

“Si el Papa hubiese visitado a los refugiados de Turquía, Líbano y Jordania habría enseñado al mundo la situación de los cristianos, bloqueados en los campos de estos países”, explicó.

Para el P. Benoka, “sería fantástico que el Papa fuera a Líbano, Jordania y Turquía, pudiera visitar a los refugiados cristianos y llevarse con él varias familias”.

Para leer la entrevista completa al P. Behnam Benoka, puede ingresar a este enlace.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS