Untitled Document
Última actualización: Ene 21, 2019

Filipinas se prepara para visita del Papa Francisco con oraciones masivas

Increase font size Decrease font size

Papa Francisco. Foto: Daniel Ibáñez - ACI Prensa / Bandera de Filipinas. Foto: Wikipedia / Mike Gonzalez (CC-BY-SA-3.0)

El Papa Francisco vuelve a Asia cinco meses después de su visita a Corea del Sur, en esta ocasión el Papa visitará Sri Lanka y Filipinas del 12 al 19 de enero, donde los fieles le esperan con gran devoción y –en el caso de los filipinos-, con una oración masiva.

“Me han dicho unos fieles filipinos que durante estas semanas de preparación ha habido una oración masiva e intensísima para preparar la visita del Papa”, explicó el Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, en declaraciones al diario de la Santa Sede, L’Osservatore Romano.

“Sabemos que los filipinos están presentes en muchos países de Asia, América y Europa, por tanto, la potencialidad de evangelización es múltiple y lo importante es que la Iglesia en Filipinas acoja este mensaje y este impulso dado por el Papa Francisco para ser una Iglesia en salida, que lleva a cabo la tarea de la evangelización y el anuncio del Evangelio”, añadió.

Después del terremoto que devastó Filipinas el 15 de octubre de 2013, el Papa eligió como tema del viaje “Misericordia y Compasión”, el objetivo es mostrar misericordia, compasión por las personas que sufren por las calamidades naturales, como en Filipinas, por injusticias estructurales como la pobreza y la corrupción, o por las consecuencias del conflicto en Sri Lanka.

Para el Purpurado el significado de la visita del Papa está en reconfortar a las personas e invitarlas a aportar su contribución para que estas heridas y dolores puedan curarse y superarse tanto de los desastres naturales como de las guerras entre hermanos.

La primera etapa de la visita del Papa en Asia será Sri Lanka, donde, según el Cardenal Parolin, el papel de los católicos servirá para reconciliar y abrir el diálogo entre los cingaleses y los tamiles, quienes salieron recientemente de una guerra civil de casi 30 años.

Los católicos “tienen miembros en ambas etnias y por tanto la Iglesia conoce un poco lo que hay en el corazón de cada uno y conoce también sus expectativas”, aseguró.

Por último, el Purpurado denunció la presencia de grupos extremistas que “manipulan un poco la opinión pública y crean tensión usando la religión para objetivos que no están claros”.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS