Untitled Document
Última actualización: Nov 01, 2014

Obispo destaca firme respuesta y coraje de Benedicto XVI ante abusos sexuales

Increase font size Decrease font size

Mons. Jorge Lugones

El Obispo de Lomas de Zamora (Argentina), Mons. Jorge Lugones, presidió una Misa de agradecimiento por el pontificado de Benedicto XVI durante la cual destacó el valor con el que enfrentó los escándalos sexuales dentro de la Iglesia y la cercanía con que acogió a las víctimas.

“Este es el hombre que se hizo cargo del dolor y la deshonra cometida por miembros de la Iglesia (…); Su Santidad Benito XVI no buscó un lugar, sino que buscó servir donde el Señor se lo pedía, hasta que realmente no pudo más”, expresó durante su homilía.

En ese sentido, el obispo argentino citó parte de la biografía del Papa Emérito escrita por Peter Seewald, en la que Benedicto XVI expresa: “Habéis sufrido inmensamente y eso me apesadumbra en verdad. Sé que nada puede borrar el mal que habéis soportado. Vuestra confianza ha sido traicionada y vuestra dignidad ha sido violada”.

“Muchos habéis experimentado que cuando teníais el valor suficiente para hablar de lo que os había pasado, nadie quería escucharos. Los que habéis sufrido abusos en los internados debéis haber sentido que no había manera de escapar de vuestros sufrimientos. Es comprensible que os resulte difícil perdonar o reconciliaros con la Iglesia. En su nombre, expreso abiertamente la vergüenza y el remordimiento que sentimos todos”, añadió.

Ante los sacerdotes, religiosos y fieles de las 60 parroquias de la Diócesis, el Prelado reiteró su agradecimiento por el pontificado de Benedicto XVI, “su grandeza de corazón, su valentía y el testimonio que nos dejó, sobre todo por su confianza en Dios”.

Por ello, exhortó a la Iglesia local a “acompañar a Benedicto XVI en su decisión con el afecto y la oración” y "testimoniar así nuestra comunión con Pedro".

Durante la Misa, Mons. Lugones también invitó a los fieles a vivir “el camino del desierto cuaresmal como una lucha contra el mal enquistado en nosotros mismos, la fuerza de la Palabra de Dios, la oración de súplica y las obras de misericordia para que, saliendo a la luz, la futura Pascua nos encuentre iluminados con la luz del Señor Resucitado”.

“En este tiempo propicio de Cuaresma, oramos por Su Santidad, el papa Benito, y ofrecemos y pedimos al Espíritu Santo por los electores del nuevo Papa. Gracias Su Santidad, y que María, Nuestra Señora de la Paz, lo proteja”, concluyó.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS