Untitled Document
Última actualización: Sep 16, 2014

Encuentro Mundial de las Familias Fidadelfia 2015 tendrá todo el apoyo del Vaticano

Increase font size Decrease font size

El Presidente del Pontificio Consejo para la Familia en el Vaticano, Mons. Vincenzo Paglia, aseguró "todo su apoyo" para la preparación del VIII Encuentro Mundial de las Familias, que se realizará del 22 al 27 de setiembre de 2015, en Filadelfia (Estados Unidos).

En una carta difundida durante la conferencia de prensa de presentación del evento, Mons. Paglia recordó que en la clausura del VII Encuentro Mundial de las Familias en Milán, en junio de 2012, el Papa Benedicto XVI anunció al cerca de millón de asistentes en esa ocasión que la siguiente jornada sería en Filadelfia en 2015.

"Subsecuentemente, en una carta fechada el 11 de enero de 2013, el Secretario de Estado oficialmente confirmó que las fechas para este VIII Encuentro Mundial de las Familias en Filadelfia serán del 22 al 27 de setiembre, en 2015".

El Presidente del Pontificio Consejo para la Familia manifestó su "sincera gratitud" y aseguró a los organizadores todo su apoyo "mientras se preparan para este emocionante evento, que reunirá a muchas miles de familias de Norte América y el mundo, para celebrar la buena nueva del ‘Evangelio de la familia’".

A su turno, el Arzobispo de Filadelfia, Mons. Charles Chaput, aseguró que "estamos profundamente agradecidos de que la Arquidiócesis de Filadelfia haya sido seleccionada para este honor".

Mons. Chaput agradeció especialmente al Papa Benedicto XVI "por escoger Filadelfia y por fijar estas fechas antes de que concluyera su ministerio como pastor de la Iglesia universal".

"El Santo padre reconoce que los encuentros de esta magnitud demandan un gran trabajo de planificación y trabajo", dijo.

Los Encuentros Mundiales de las Familias, aseguró el Arzobispo, "tienen el poder de transformar, en formas profundamente positivas, no sólo el espíritu de la vida católica en nuestra región, sino toda la comunidad pública".

"Estamos emocionados de comenzar con este viaje", señaló.

"El Encuentro Mundial de las Familias será un regalo no sólo para los católicos en Filadelfia", dijo Mons. Chaput, asegurando que en los próximos meses trabajará muy de cerca con sus hermanos en el episcopado "para animar a las familias en todo Estados Unidos y Canadá, y en todo el mundo, para que vengan a Filadelfia en setiembre de 2015".

Mons. Chaput subrayó la "riqueza única" de Filadelfia en la historia de Estados Unidos, pues es donde el país "comenzó como una nación, y las ideas políticas concebida en Filadelfia han servido a los derechos humanos, libertad y dignidad humana por más de dos siglos".

"El Papa Benedicto ha hablado sobre estos temas, especialmente sobre la libertad religiosa, muchas veces a lo largo de su pontificado", dijo el Prelado, refiriéndose a las posibles razones por las que el Santo Padre eligió a Filadelfia para esta edición del Encuentro Mundial de las Familias.

El Arzobispo de Filadelfia remarcó que el Papa Benedicto XVI siempre ha visto "la fortaleza de la familia como una garantía de la madurez humana y la libertad".

"Mientras más se promocione y apoye la integridad de las familias, más saludable se vuelve la sociedad", indicó.

Mons. Chaput también resaltó la historia católica de Filadelfia, que cuenta con dos grandes santos estadounidenses: la Madre Katherine Drexel y el Obispo John Newmann.

Filadelfia tiene además, dijo el Arzobispo, "un gran legado para la Iglesia de educación católica, y muchas décadas de servicio a los inmigrantes, las minorías, el hambriento y el pobre".

"Ese servicio continúa ahora mismo, hoy, en nuestros ministerios sociales católicos", indicó.

Mons. Chaput dijo además que la Iglesia en Filadelfia es "una comunidad necesitada de curación y renovación. Tenemos un deber muy serio de ayudar a sanar a las personas que han sido heridas en el pasado, y de proteger mejor a los niños y los jóvenes".

El Arzobispo de Filadelfia aseguró que los fieles católicos de Filadelfia y de todo el mundo "esperan una oportunidad para mostrar al mundo su amor a Dios y su Iglesia, para profundizar la presencia de Dios en sus propias familias, y de compartir a Jesucristo con un mundo que lo necesita urgentemente".

Por eso, dijo, "con la ayuda de Dios y si somos fieles a las tareas que este gran esfuerzo requiere, el Encuentro Mundial de las Familias en 2015 logrará todo lo que necesita conseguir, y todo lo que Dios desea para él".

El Encuentro Mundial de las Familias comenzó en 1994, en el marco del Año de la Familia. En esa ocasión, se realizó en Roma.

Los eventos se organizan cada 3 años, y hasta el momento han sido sedes del Encuentro Mundial de las Familias Río de Janeiro (Brasil), en 1997; nuevamente Roma, en 2000; Manila (Filipinas), en 2003; Valencia (España), en 2006; México D.F. (México), en 2009 y Milán (Italia), en 2012.

En la Misa junto al Papa Benedicto XVI durante la última edición de este evento, en Milán, participaron 1 millón de personas, y 153 países estuvieron representados por las distintas delegaciones asistentes.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS