Untitled Document
Última actualización: Sep 02, 2014

El Papa en Oriente Medio será ejemplo para la comunidad internacional

Increase font size Decrease font size

El sacerdote jesuita italiano Paolo Dall'Oglio, expulsado de Siria en junio por promover manifestaciones pacíficas a favor de la reconciliación del país, consideró que el viaje del Papa Benedicto XVI a Oriente Medio será un luminoso ejemplo de compromiso con la paz para toda la comunidad internacional.

A través de un comunicado firmado con fecha 11 de a septiembre, el P. Dall’Oglio expresó que, ante la situación en Siria, confía en que el ejemplo y la presencia del Papa suponga "un punto decisivo en la construcción del una sociedad civil gobernada según la justicia y en la armonía de todos sus componente sociales, cristianos y musulmanes".

Además, el P. Dall’Oglio promueve desde Roma la Semana por la Solidaridad, que consiste en orar por los frutos del viaje que el Papa Benedicto XVI efectuará a Líbano, del 14 al 16 de septiembre.

En la nota, escrita con la colaboración de un grupo de cristianos y musulmanes y la coalición Religions for Peace (Religiones por la Paz), el sacerdote expresó también, sus deseos de que el pueblo libanés, se sume al el Santo Padre en su llamamiento a la libertad y el respeto hacia la vida de la población civil en Siria.

"Confiamos en que este viaje represente un punto de referencia luminoso sobre el sentimiento que el pueblo de Oriente Medio hacia la realización de sus justas aspiraciones de libertad y dignidad", puntualizó.

Según denunció el presbítero -quien lleva más de 30 años abogando por la paz en Siria-, "la destrucción del país está teniendo lugar con la complicidad internacional y por la culpable omisión de todos, y ante una posible paz, llevará consecuencias horribles y divisorias que se extenderían con gran alcance y sin excepción tanto a los países más cercanos como lejanos".

En esta línea, indicó que el gobierno sirio durante la visita "intentará en efecto, jactarse de frases evangélicas y llamados a la reconciliación para justificar las mentiras del régimen y ofrecer a los países de mayoría cristiana".

Estos pronunciamientos, serán utilizados "como pretextos para continuar absteniéndose de ejercer sus responsabilidades y dar al régimen la posibilidad de derramar todavía más sangre en Siria", consideraron.

El P. Dall’Oglio recordó que el pueblo sirio es "víctima de la violencia y de la represión del régimen".

"Por desgracia, hay algunos actores en el conflicto que pertenecen a todos los componentes de la sociedad siria y que continúan defendiendo, aunque a niveles diversos, el régimen genocida sirio, y viven una situación de miedo, sumisión y complicidad", añadió.

Finalmente, recordó que la visita del Papa tiene lugar en un momento decisivo del proceso de transformación de la nación siria, y mostró su deseo de que este acto de presencia, empuje a todos los entes internacionales a pronunciarse de manera decisiva en relación a los derechos del pueblo sirio y de su lucha por la dignidad y la libertad.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS