Untitled Document
Última actualización: Dic 20, 2014

Chile: Padres de San Columbano sancionan a sacerdote por abusos sexuales

Increase font size Decrease font size

La Sociedad Misionera Padres de San Columbano sancionó al P. Jeremiah Healy, acusado de haber cometido abusos sexuales en la década de los 80s, prohibiéndole ejercer el ministerio sacerdotal en público, así como restringiéndole el contacto “con menores de edad o adultos vulnerables sin la supervisión de otras personas”.

En un comunicado del 6 de agosto, la sociedad informó que en mayo de 2011 recibió una denuncia por presuntos abusos sexuales en contra del P. Healy. “Conforme al ordenamiento canónico y a nuestros propios estatutos, se procedió en forma inmediata a la apertura de una indagación previa para determinar la verosimilitud de los hechos denunciados”, indicó.

“La investigación fue referida a la Congregación para la Doctrina de la Fe, en la Santa Sede. Dicho Dicasterio ha respondido que, no obstante su verosimilitud, no es competente para iniciar un proceso canónico pues no se trata de delitos de su competencia en conformidad al derecho aplicable al momento de su comisión”, explicó.

En ese sentido, siguiendo las indicaciones recibidas, se decidió aplicar “medidas según las constituciones de la Sociedad de Vida Apostólica a la cual pertenece el sacerdote denunciado y en concordancia a la ley de la Iglesia”.

Las medidas aplicadas son la “restricción del ministerio sacerdotal para ser ejercido en público. Puede ejercerlo solo en privado. Se toma en consideración los artículos 976 y 1335 del Derecho Canónico”. También se le restringe “tener contacto con menores de edad o adultos vulnerables sin la supervisión de otras personas”.

Asimismo, se ha fijado “su residencia en Arzobispo Larraín Gandarillas 350, Providencia, Santiago, Chile. Llevándose registro de sus salidas”.
“Estas medidas serán revisadas, pudiendo ser modificadas, según la conducta y el cumplimiento de estas por parte del Padre Healy”, indicó el comunicado.

En el texto también “se pide que además del acompañamiento sicológico que el Padre Healy ya está teniendo, él pueda asistir a un programa terapéutico”. “La congregación se compromete a proveer los recursos para que este proceso terapéutico se lleve a cabo”, afirmó.

El comunicado también informó que el Padre Álvaro Martínez, Director de la Región de Chile de los Padres de San Columbano, ha tomado contactado “con las personas que acusan al sacerdote para darles a conocer estas medidas y nuestra disposición de cercanía”.

“Adherimos al Papa Benedicto XVI y a nuestros Obispos, en cuanto al rechazo absoluto frente a toda acción que pueda dañar a una persona inocente. Y comprometemos nuestro trabajo junto a la comunidad para prevenir este tipo de agresiones”, finalizó el comunicado.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS