Untitled Document
Última actualización: Oct 31, 2014

Católicos de Irak esperan con ilusión al Papa en Medio Oriente

Increase font size Decrease font size

Dentro del marco del viaje que llevará al Papa Benedicto XVI a Oriente Medio el próximo septiembre, el Vicario patriarcal caldeo de Bagdad (Irak), Mons. Shlemon Warduni, expresó que los cristianos de su país no pueden esperar al gozo de encontrar al Santo Padre.

Benedicto XVI viajará a Líbano del 14 al 16 de septiembre para la publicación con motivo de firma de la exhortación apostólica post-sinodal de la Asamblea Especial para Oriente Medio del Sínodo de los Obispos, celebrada en el Vaticano del 14 al 24 de octubre de 2010 sobre el tema "La Iglesia católica en Oriente Medio: comunión y testimonio. La multitud de los creyentes no tenía sino un solo corazón y una sola alma".

Allí, encontrará a los representantes de la Iglesia Católica en los diferentes países de la zona, entre ellos Mons. Warduni, quien, expresó en una entrevista concedida a Radio Vaticana, que la Iglesia en Irak tienes puestas muchas esperanzas en la visita del Papa a Líbano.

“Es la visita de un padre que ama a sus hijos, que sienten su preocupación por ellos, en todo y en cualquier circunstancia”.

El Prelado señaló que en Irak, también esperan esta Exhortación con amor y esperanza, “todavía hay muchas dificultades, especialmente en lo que se refiere a seguridad”, pero “esperamos que este visita traiga consuelo, mucho coraje y mucho apoyo”, expresó.

Mons. Warduni, quien además es Obispo auxiliar de Bagdad, indicó que el viaje del Santo Padre, dará fuerzas a la minoría cristiana ante la amenaza constante por parte los fundamentalistas islámicos y de las leyes musulmanas que los desprotegen en la mayoría de las ocasiones y los obligan a huir del país.

“Ciertamente, tal y como pide el Papa, debemos amar nuestra tierra, debemos engancharnos a nuestra fe, a nuestra Iglesia, y a nuestra tierra. Esta es la hora de la esperanza, grande y fuerte, hasta que todos vuelvan a sus casas: ahí encontrarán realmente la felicidad”, y “¡esperemos que todos puedan vivir seguros y en paz!”, exclamó.

Por otro, lado, el Prelado resaltó la vigorosa labor dialogal que el Papa intenta desarrollar para garantizar la seguridad de los fieles cristianos en Oriente Medio.

Como dice el Santo Padre, “todos vivimos en el mismo lugar: aquí hemos crecido juntos, vivimos juntos y especialmente nosotros –testigos del Evangelio-, buscamos siempre estar cerca de nuestros hermanos, buscando entender que la religión debe hacer comprender que el Espíritu Santo de Dios está presente en todos partes”.

“Si no nos respetamos los unos a los otros, si no buscamos de ayudarnos los unos a los otros, reconciliarnos entre todos, será muy difícil caminar hacia adelante en estas circunstancias –con la guerra-, porque no se entiende el amor hacia Dios, y el amor hacia el hermano”, concluyó.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS