Untitled Document
Última actualización: Abr 20, 2014

Arzobispo pide a atletas olímpicos dar gloria a Dios con el cuerpo y el deporte

Increase font size Decrease font size

El Arzobispo de Westminster (Reino Unido), Mons. Vincent Nichols, recordó a los atletas que participan en estos días en las Olimpiadas de Londres 2012, que el significado más profundo de los logros deportivos es "dar gloria a su creador".

En una Misa de acción de gracias por la realización de las Olimpiadas en Londres, el 28 de julio, Mons. Nichols señaló que "veremos muchos buenos deportistas usar sus cuerpos, sus mentes y sus espíritus en la búsqueda de la gloria. Pero el mensaje del Evangelio va más al fondo. Nos recuerda vívidamente que nuestros cuerpos son para dar gloria a Dios".

"En verdad nuestros cuerpos son templos del Espíritu Santo. Esto no quita el mérito a los logros físicos del deporte, con su belleza, simetría, dominio de la velocidad, fineza y poder. Más bien mejora los logros y les da su más profundo propósito, el de dar gloria a su Creador".

La Misa realizada en la Catedral de Westminster se realizó poco menos de 24 horas después de la inauguración de las Olimpiadas en Londres. Durante las próximas dos semanas, la capital de Reino Unido acogerá más de 10,000 atletas de más de 200 países.

Mons. Nichols elogió a los Juegos Olímpicos por poner en relieve "altos ideales de justicia en la competencia, amistad entre adversarios, logros individuales y orgullo nacional".

El Prelado expresó su esperanza en que estos ideales se logren durante el evento en Londres, a pesar de las "inmensas presiones de la atención mundial, la inversión corporativa y el prestigio político".

Durante los últimos meses, la Iglesia Católica en Inglaterra y Gales ha lanzado varias iniciativas con relación a los Juegos Olímpicos.

Una de estas campañas fue el proyecto 100 Días por la Paz, que buscó una "tregua olímpica" entre naciones en guerra, durante la duración de los juegos. La iniciativa también motivó a niños escolares a "entrenar por la paz", tal como los atletas entrenan para los juegos.

"Las virtudes clásicas de la templanza, la fortaleza, la justicia y el valor fueron exploradas como el fundamento del verdadero logro humano, ya sea en la ciudadanía o en el deporte", dijo Mons. Nichols sobre el proyecto.

Mientras tanto, la Fundación Juan Pablo II para el Deporte, que fue presentada por el Papa Benedicto XVI durante su visita de 2010 a Londres, ha intentado "construir el carácter espiritual a través de la excelencia en habilidades deportivas y condición física".

El Arzobispo de Westminster dijo que esto sería lo principal del proyecto "a través del cual nuestra comunidad católica puede ayudar a nuestra sociedad a construir, desde estos juegos, un legado valioso".

Mons. Nichols también pidió a Dios que bendiga a todos los participantes y asistentes a los Juegos Olímpicos. "Bendice a todos los que forman parte en ellos. Mantennos a salvo. Bendice tanto nuestras alegrías como nuestras decepciones", señaló.

"Enséñanos, en estas semanas, a agradecerte por todos tus dones y a dar una generosa bienvenida a todos, especialmente a aquellos más necesitados. Entonces, verdaderamente, te conoceremos, el único verdadero Dios, en la gloria de toda tu creación", concluyó.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS