Untitled Document
Última actualización: Oct 24, 2014

Obispo católico escocés podría ir a la cárcel si critica “matrimonio” gay

Increase font size Decrease font size

Arzobispo de Glasgow (Escocia), Mons. Philip Tartaglia

El recientemente designado Arzobispo de Glasgow (Escocia), Mons. Philip Tartaglia, señaló que es posible que vaya a la cárcel si critica el mal llamado “matrimonio” gay y defiende el auténtico matrimonio conformado por un hombre y una mujer.

En una entrevista concedida a STV News, el Prelado dijo que “puedo verme yendo posiblemente a la cárcel en algún momento de los siguientes 15 años (…) , si es que hablo”.

Los comentarios del Arzobispo electo se dan cuando el gobierno de Escocia ha anunciado que legislará a favor del mal llamado “matrimonio” gay, a lo que Mons. Tartaglia respondió precisando que algo así “tendría enormes implicancias para la libertad religiosa”.

En declaraciones a EWTN Noticias el 24 de julio, el Prelado de 61 años de edad dijo estar “profundamente preocupado porque hoy, defender el significado tradicional del matrimonio es casi considerando como un ‘discurso de odio’ y calificado como intolerante. Esa es una respuesta no democrática, que cierra el debate y que es altamente manipuladora”.

El mes pasado, el abogado escocés Aidan O’Neill advirtió que la legislación sobre las uniones homosexuales podría hacer que algunos sean despedidos de sus trabajos si es que se oponen a estas parejas.

Asimismo alertó del hecho que los sacerdotes y ministros podrían ser demandados por no permitir “bodas” de este tipo en sus iglesias, los niños serían obligados a asistir a clases de historia “gay” y las parejas podrían ser rechazadas como padres adoptivos si se opusieran a la nueva legislación.

“Soy consciente del lugar histórico de la arquidiócesis de Glasgow en la historia de la cristiandad en Escocia y de su importancia para la comunidad católica en particular”, dijo el Prelado a los medios en conferencia de prensa.

Mons. Tartaglia fue designado Arzobispo de Glasgow el 24 de julio por el Papa Benedicto XVI. El Prelado sucede al arzobispo Mario Conti, quien estuvo al frente de la arquidiócesis desde el año 2002. Mons. Conti dijo sentirse “contento” con la elección de su sucesor.

La arquidiócesis de Glasgow, la más grande de Escocia, tiene una población estimada de unos 200 mil católicos.

Mons. Tartaglia era Obispo de Pasley desde el año 2005. Antes de eso fue Rector del Colegio Escocés en Roma. La Misa de toma de posesión en la catedral de Glasgow será el sábado 8 de septiembre, fiesta de la Natividad de la Virgen María.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS