Untitled Document
Última actualización: Ago 21, 2014

Cardenal Cañizares defiende posición de la Iglesia en esfera pública

Increase font size Decrease font size

Cardenal Antonio Cañizares

El Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Cardenal Antonio Cañizares, defendió la posición de la Iglesia en el ámbito público durante el debate que sostuvo este jueves con el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero

"A veces parece que la Iglesia recibiese una serie de beneficios, pero no es así. Toda sociedad, aunque sea laica, necesita de valores no manipulables, válidos para todos y que hay que seguir si queremos que haya una sociedad en paz y respeto", señaló el Purpurado según una nota difundida por el diario español La Razón.

Sin embargo, para Zapatero la religión intenta "monopolizar todos los aspecto de la vida", aunque reconoció que "la trascendencia del debate religioso es fundamental, incluso en estados aconfesionales".

Sobre la crisis económica que enfrenta Europa, el Cardenal resaltó que detrás hay "una crisis de valores". "La crisis viene porque se ha perdido ese grupo de valores sin los cuales no podemos conducir esta sociedad. Si no hay un bien común de la familia, nos hace pensar que necesitamos una Europa nueva", expresó.

En esa línea, mencionó la importancia del respeto a la vida y la protección a la familia, y de forjar en la juventud la valoración de estos aspectos.

"La juventud hoy no sabe qué es lo bueno y qué es lo malo, viven inmersos en un relativismo, en una ética situacional. El futuro no será posible si no está asentado en los valores", advirtió.

Asimismo, destacó el papel de la Iglesia en la nueva evangelización al señalar que uno de los retos principales del hombre es alcanzar "una vida bella, una civilización del amor, una paz diariamente construida... y un trabajo".

En el tema de la crisis Zapatero señaló la necesidad de que los Estados "salgan de sí mismos". "Los valores de la dignidad humana, que en el fondo es el Humanismo, ayudan, pero no por sí sólo resuelven la recuperación económica", expresó Zapatero, en cuyo Gobierno se liberalizó el aborto y se legalizaron las uniones homosexuales.

Posteriormente la autoridad vaticana destacó la importancia del diálogo interreligioso. "Diálogo es tolerancia, no es intransigencia. Trabajar por el diálogo es trabajar por un mundo mejor, por una sociedad mejo, y si educamos para el diálogo, educamos para el respeto, para una economía mejor", concluyó.

Este debate se realizó como parte del encuentro "El humanismo en el siglo XXI", convocado por la Universidad Católica de Ávila y el diario español La Razón.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS