Untitled Document
Última actualización: Sep 02, 2014

Ratifican validez de terapias de reorientación sexual para gays

Increase font size Decrease font size

Oscar Rivas, presidente del Instituto Mexicano de Orientación Sexual, señaló que el hecho de que el doctor Robert Spitzer se haya arrepentido, por presión del lobby gay, de publicar que hay suficiente evidencia de que la terapia de reorientación sexual funciona, no cambia los resultados de su importante estudio.

Spitzer, uno de los psiquiatras más respetados en Estados Unidos, publicó en 2003, en la revista Archives of Sexual Behavior, el estudio titulado "¿Pueden algunos hombres gays y lesbianas cambiar su orientación sexual? 200 participantes reportan un cambio de orientación de homosexual a heterosexual".

En ese estudio, Spitzer concluyó que, "los informes de sí mismos realizados por los participantes fueron creíbles por mucho, y que algunos elaboraron narrativas de autoengaño o mintieron".

Inmediatamente tras la publicación, sobre Spitzer llovieron las críticas y los calificativos de "homófobo", a pesar de que este psiquiatra fue uno de los promotores de que se eliminara la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría, en 1973.

Sin embargo, el 19 de mayo de 2012, el famoso psiquiatra expresó al diario estadounidense The New York Times que le debe una disculpa a la comunidad gay por la investigación que admite una posible "cura" a la homosexualidad.

Oscar Rivas señaló que, a pesar de las disculpas de Spitzer su estudio no pierde validez, y que se encuentra refrendado por otras investigaciones científicas.

En efecto, los científicos estadounidenses Stanton Jones y Mark Yarhouse, en un estudio publicado en la revista Journal of Sex and Marital Therapy, evidenciaron que algunas personas que presentan atracción al mismo sexo pueden cambiar su orientación sexual tras pasar años en un programa ministerial religioso.

La investigación concluye que "el cambio de la orientación homosexual parece posible para algunos y que el promedio de la angustia psicológica no aumenta como resultado de su participación en el proceso de cambio".

Yones y Yarhouse evaluaron a 65 personas durante seis a siete años, mientras estos atendían a programas religiosos denominado "Ministerios del Éxodo", que buscaban lograr el cambio "de su orientación sexual no deseada, a través del poder de Jesucristo".

El estudio reveló que el 23% de los participantes lograron cambiar su atracción sexual hacia la heterosexualidad, mientras que otro 30% comenzó a vivir la castidad.

Un 23% no respondió al tratamiento del ministerio religioso, 20% acogió la orientación homosexual y el porcentaje restante reportó confusión.

Los autores de la investigación subrayaron que "los resultados de este estudio parecen contradecir el punto de vista que comúnmente se expresa acerca de que la orientación sexual no se puede cambiar".

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS