Untitled Document
Última actualización: Sep 21, 2014

Autoridad vaticana: El mundo está sediento de testimonio católico

Increase font size Decrease font size

El Presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, Mons. Rino Fisichella, exhortó a anunciar las enseñanzas de Jesucristo porque el mundo entero tiene sed de testimonio católico.

En la convención "Comunicación de la fe y el testimonio cristiano", celebrada el lunes 12 de marzo en la Universidad de la Santa Cruz de Roma, Mons. Fisichella señaló que la Iglesia está llamada a desarrollar una Nueva Evangelización "porque todo el mundo tiene necesidad de testimonio", y éste "será más provocativo en la medida en que consiga expresarse a través de un lenguaje auténtico".

"Lo que hemos visto y oído nosotros os lo comunicamos a vosotros", dijo recordando las palabras del Apóstol San Juan en una ponencia titulada "Testimonio, palabra y Nueva Evangelización".

El Presidente del dicasterio para la Nueva Evangelización indicó que el testimonio se convierte en un lenguaje que transforma la vida de quien anuncia a Dios y "la carga de sentido".

"Los discursos y la dialéctica de las palabras podrán a menudo vencer al otro, por el contrario, el testimonio conseguirá convencer", afirmó.

Mons. Fisichella consideró también dar testimonio se convierte de este modo "en la llegada de Dios a nuestra vida contemporánea, y es una provocación a salir de nosotros mismos para ir al encuentro de los demás".

Sin embargo, al final del Evangelio de Jesucristo está escrito que "todavía hoy estamos llamados a dar a conocer", y "hacer partícipes de que hemos experimentado la presencia de Dios en nuestra vida a cuantos encontremos en nuestro camino", recordó.

Según el Prelado, el testimonio representa la última palabra que el cristiano pronuncia para dar credibilidad a su fe, "siendo consciente de que eso equivale a ofrecer en don su propia vida por amor".

Por ello, expresó que la Nueva Evangelización "necesita de testimonios que sean capaces de evidenciar cómo la potencia del Espíritu es capaz todavía hoy de transformar el corazón dando coraje y pasión por la verdad".

El Prelado indicó que el contexto de indiferencia y secularización que envuelve hoy la vida de los cristianos lleva inevitablemente hacia formas de agnosticismo y falta de fe, y es entonces cuando se necesita del testimonio de la vida cristiana, "los que dan testimonio tienen la seria tarea de provocar la asunción de estilos de vida que sepan hablar del verdadero amor, de genuina libertad y de alegría real".

Finalmente, la autoridad vaticana señaló que dar testimonio de Jesucristo con la propia vida cumple un verdadero acto de amor hacia demás.

"El testimonio y el testigo son el amor del Padre que se hace más visible, el testimonio de cada creyente y de la Iglesia en su totalidad no están solo en deuda con este amor, sino que lo debe llevar a todos los hombres que encuentre en su camino", y aquí "se cumple el último acto del testimonio: quien lo reciba se convierta a su vez en testigo", concluyó.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS