Untitled Document
Última actualización: Sep 01, 2014

Hoy la Iglesia Católica celebra Jornada Mundial del Enfermo

Increase font size Decrease font size

Mons. Zygmunt Zimowski

Con ocasión de la celebración de la 20° Jornada Mundial del Enfermo, hoy 11 de febrero cuando la Iglesia celebra la fiesta de la Virgen de Lourdes, el Presidente del Pontificio Consejo para los Agentes Sanitarios (Pastoral de la Salud), Mons. Zygmunt Zimowski, indicó que "la cabecera del enfermo es cátedra de espiritualidad y de fe".

En un artículo publicado en L’Osservatore Romano, Mons. Zimowski recalcó que el enfermo "sacude la sensibilidad más entumecida y llama a los valores más sencillos y profundos, que en situación de buena salud suelen ser relegados, paradójicamente, en segundo plano".

"La Iglesia cree en el valor sagrado de todo ser humano, que no es un número ni un objeto, sino una persona que debe ser tratada como tal".

Mons. Zimowski reveló que, de acuerdo a las cifras del Consejo Pontificio para los Agentes Sanitarios, a la fecha son más de ciento veinte mil las instituciones sanitarias y de asistencia social fundadas y administradas por la Iglesia.

El Prelado destacó que el Papa Benedicto XVI, en su mensaje para la Jornada Mundial del Enfermo 2012, resalta la importancia de la fe y los sacramentos en la curación de las personas que sufren y de quienes los atienden.

En su mensaje, el Santo Padre afirma que "en la acogida generosa y afectuosa de cada vida humana, sobre todo la débil y enferma, el cristiano expresa un aspecto importante de su testimonio evangélico siguiendo el ejemplo de Cristo, que se ha inclinado ante los sufrimientos materiales y espirituales del hombre para curarlos".

Benedicto XVI también explicó que el título de su mensaje por el evento que este año se celebra en Francia, "¡Levántate, vete; tu fe te ha salvado", está profundamente relacionado con el próximo "Año de la fe", que comenzará el 11 de octubre de 2011.

Por ello, el Papa pidió a los enfermos y a quienes sufren que encuentren "siempre en la fe un ancla segura, alimentada por la escucha de la palabra de Dios, la oración personal y los sacramentos".

El mensaje concluye con una invitación a dirigir la mirada a la Virgen María, Madre de Misericordia y Salud de los Enfermos, para que "su materna compasión, vivida junto al Hijo agonizante en la Cruz, acompañe y sostenga la fe y la esperanza de cada persona enferma y que sufre en el camino de curación de las heridas del cuerpo y del espíritu".

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS